|

Ya en mexico ,polipíldora, un tratamiento que previene infartos

La polipíldora combina tres medicamentos en una sola toma: el ácido acetilsalicílico, la estatina y un anticoagulante

 La polipíldora es un eficaz método para prevenir infartos, pues en una sola pastilla, los pacientes que ya han sufrido alguno o que están en riesgo tienen el tratamiento completo que pueden seguir con facilidad, destacó el especialista José María Castellano Vázquez.

De acuerdo con el coordinador de Ensayos Clínicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de Barcelona, España, la adherencia al tratamiento médico en pacientes que ya han tenido un infarto disminuye hasta 30 por ciento la probabilidad de un nuevo evento cardíaco, de accidente cerebrovascular y de muerte.

Destacó la efectividad de la polipíldora para prevenir un accidente cardiovascular secundario, e incluso se emplea como terapia para prevenir un primer infarto en pacientes de alto riesgo porque ya padecen diabetes, hipertensión u obesidad.

La polipíldora combina tres medicamentos en una sola toma: el ácido acetilsalicílico, la estatina y un anticoagulante.

Sin el tratamiento adecuado, las personas que han sufrido un infarto tienen seis veces más posibilidades de morir por un segundo evento cardiovascular en comparación con las personas sanas.

Después de un infarto, la mitad de los pacientes abandona el tratamiento a los seis meses, sin embargo, con la polipíldora la adherencia a la toma de los medicamentos aumenta hasta 70 por ciento, porque una cápsula combina los medicamentos que deben tomar.

“La polipíldora es una solución porque mejora el acceso al tratamiento en países en desarrollo, donde se produce 80 por ciento de las muertes por enfermedad cardiovascular, y hemos visto en tres estudios que es la mejor estrategia que aumenta la adherencia en pacientes que han tenido un infarto”, destacó.

José María Castellano resaltó que México fue el primer país en América Latina en introducir la polipíldora tanto en el sector privado como en el público.

Deja tu comentario