|

Vuelve a casa la Cervecería Yucateca

Las marcas Montejo, León Negra y Corona Extra se volverán a producir en la entidad después de casi 15 años, con la instalación de la séptima planta del Grupo Modelo AB InBev en el país, resultado de la gestión del Gobernador Rolando Zapata Bello, que ha permitido reactivar la reindustrialización e impulsar el desarrollo económico del estado.

Cabe recordar que fue en 1896 cuando José María Ponce Solís adquirió la quinta “El perejil”, ubicada en la esquina de las calles 63 y 70 del Barrio de Santiago para iniciar la producción de las cervezas Conejo, Estrella y Mestiza.

Posteriormente, el 19 de enero de 1900, Ponce Solís realizó el cambio de la razón social a Cervecería Yucateca S.A., ante notario público, lo que le permitió la generación de las bebidas Carta Clara y León Negra.

Debido a la gran demanda y buena aceptación, el 1 de enero de 1949 arrancó la construcción de una nueva planta cervecera ubicada en la colonia Chuminópolis, la cual tendría una capacidad de producción de 100 mil hectolitros anuales.

Más tarde, en junio de 1979, la Cervecería se fusionó con Grupo Modelo para mejorar su comercialización y su capacidad, sumando las marcas Corona, Victoria, Negra Modelo y Modelo Especial.

Sin embargo, el auge de la factoría en la entidad se acabó y la planta se clausuró definitivamente en 2002. Posteriormente, Grupo Modelo anunció una restructuración de sus operaciones en el sureste de México y con el objetivo de optimizar sus recursos y aumentar la productividad se mudó a Tuxtepec, Oaxaca, cerrando sus puertas en el estado.

En 2007 se vendieron los terrenos al grupo Soriana, lo que derivó en la demolición del Parque Carta Clara y la construcción del centro comercial Sendero, ahora Patio Mérida.

En enero de 2015, ya durante la administración de Zapata Bello, la firma anunció el regreso de la Cervecería Yucateca a la zona industrial de Hunucmá, incentivado por las condiciones favorables del territorio yucateco, como la seguridad, conectividad e infraestructura. En mayo de ese mismo año, en la Residencia Oficial de Los Pinos, junto al Presidente Enrique Peña Nieto, sus directivos dieron a conocer una fuerte inversión para concretar el proyecto.

Más tarde, en el mes de enero de 2016, el mandatario estatal y el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal, pusieron en marcha la construcción de la fábrica, que finalmente fue inaugurada el pasado lunes por el Presidente y el Gobernador, con lo que Yucatán es sede del parque industrial del ramo más grande en Latinoamérica.

Dicho sitio se levantó en un tiempo récord de 12 meses en las inmediaciones de Hunucmá, con una inversión final de ocho mil 500 millones de pesos. Tiene la capacidad de generar siete millones de hectolitros anuales y empleará directamente a 600 personas para sus operaciones e indirectamente, a seis mil. Además, para su edificación se generaron tres mil 500 plazas laborales.

Deja tu comentario