|

Útiles, uniforme y cuotas chupan un mes de salario mínimo; unos ahorran, otros se endeudan

El precio para adquirir la lista de útiles escolares se eleva hasta los 1,083.59 pesos, de acuerdo a cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO). Y este monto no considera uniformes, mochilas, calzado, ni cuotas escolares, lo que implicaría un costo aproximado entre los 2 mil a 3 mi pesos, según padres de familia encuestados.

Los gastos equivalen a hasta 13.5 salarios mínimos, tan sólo en comprar la lista de útiles oficial de la SEP. Para lo necesario, el desembolso sería equivalente hasta 30 salarios mínimos, un mes de sueldo de alguien que gana tan sólo el mínimo.

Cerca de 3.5 millones de personas ganan un salario mínimo y 7 millones, entre uno a dos; sin embargo, la cifra en pesos no sólo les afecta a estos, sino al resto de los trabajadores formales e informales, ya que utilizan el salario como una unidad de referencia, de acuerdo a información proporcionada por especialistas y organizaciones como la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

El gasto que se realizaría para adquirir Lista Oficial de Útiles y Materiales Escolares emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) sería de 444.26 pesos en caso de encontrar y elegir los más económicos. Pero el costo se elevaría a 1,083.59, de acuerdo a cifras proporcionadas por la PROFECO, que comparó 17 artículos de uso básico, de la cual, eligieron dos modelos con características similares: uno con el precio más bajo y otro con el más alto.

“La diferencia de estos va desde 27 por ciento hasta 565 por ciento. La más alta se registró en el bolígrafo de punto mediano en bolsa de dos piezas, marca Paper Mate. Eraser-Mate. Tal variación se debe no sólo a las características y atributos del producto, sino también al lugar de compra”, indicó la PROFECO.

Además del costo de la lista de precios, el precio de los uniformes oscila desde los 250 pesos para niña y 223 pesos para niño, hasta 880 pesos y 853 para niña o niño, de acuerdo a un comparativo de la PROFECO que realizó cuatro comparativos de precios promedio mínimos y máximos de blusas, camisas, faldas y pantalones, por cadena comercial. Tan sólo en la compra de útiles y uniformes, el costo sube hasta casi los 2 mil pesos por alumno.

No obstante, el regreso a clases no sólo implica la compra de útiles necesarios y los uniformes, sino también uniformes, zapatos, tenis, libros adicionales. De acuerdo a varios ciudadanos encuestados, los gastos para regresar a clases son desde 2 mil a 3 mil pesos.

“De mochilas gastamos 900 pesos, útiles otros 900 entre uniformes y zapatos como 1,500. De cuotas pagaré alrededor de 1,800 pesos sin tomar en cuenta lo que piden durante el ciclo escolar”, narró Crystal Enríquez, madre de familia con tres hijos: uno en preescolar, otro en primaria y en secundaria.

“El ingreso de los mexicanos es casi el mismo que se tenía hace 22 años, puesto que su recuperación, después del desplome por la crisis de 1994, se estancó desde hace más de diez años”, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

A finales de 2016, el aumento al salario mínimo fue uno de los debates más importantes para la sociedad civil y académicos. Finalmente el salario pasó de 73.04 pesos a 80.04, conformado por 3 pesos de aumento anual y 4 pesos derivados del Monto Independiente de Recuperación (MIR).

De acuerdo con la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2014, una de cada cinco personas recibió un salario tan bajo que aunque lo hubiera destinado íntegro para comprar la canasta básica, ésta seguiría inalcanzable, por su valor de mil 243 pesos mensuales por persona; más de la mitad de la población tiene un ingreso inferior a los 2 mil 542 pesos mensuales.

Tomando en cuenta, última cifras ante descritas y el costo aproximado o promedio que hacen los mexicanos para el regreso a clases, equivaldría a casi un mes de los ingresos de los mexicanos que reciben salaron más bajos.

Crystal Enríquez, madre de familia solicita préstamo para poder solventar al menos la mitad los gastos, según explica: “Ocupo más de la mitad de las quincenas de agosto en todo lo referente a esto”, añadió.

Conforme aumenta el grado escolar también se encarece el regreso a clases: “Pues yo llevo 2 mil 500 pesos entre inscripción y libros, 700 pesos en zapatos y 580 pantalón, me falta la camiseta que cuesta 250 en el bachi y los cuadernos que le pidan (sic)”, replicó Griselda Frías, madre de un menor que cursa el nivel medio superior.

Por su parte, Oliva Romero, jefa de familia en el norte de la republica explicó que desde mayo empezó ahorrar y pagar costos que realizará por dos de sus hijos, uno de ellos van a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y otra en la preparatoria.

“Este es primer año que no gasto tanto en agosto, en promedio 500 pesos por cada uno, pero porque ya no me dieron lista de útiles sólo les compre lo básico: cuadernos un buen lapicero, plumas. Por inscripciones pague 4 mil de la Universidad pero los pagué desde Junio y la prepa si fue un golpe pero estuve juntando desde mayo porque ya sabía”, abunda.

En cuanto a la lista de útiles escolares, dentro del comparativo que efectuó la PROFECO, reiteró la importancia de comparar los precios, ya que, la variación de los costos podría significar un gasto extra de hasta 639 pesos por estudiante.

SinEmbargo/PeriódicoCentral

 

Deja tu comentario