|

Tema agrario, ‘arma’ con la que México podría someter a EU en el TLCAN

Puede que Donald Trump no tenga todo ganado en el TLCAN, se olvida que México domina su mercado agroalimentario

Es mejor que EUA no olvide que México consume a su mercado más de 12 millones de dólares en agroalimentos y el TLCAN ha impulsado esta demanda. ¿Quién pierde más?

Un buen negociador es aquél que conoce sus fortalezas y sus debilidades y no cae en la arrogancia de creer que tiene la sartén por el mango, sino que es mesurado en sus discursos y racional en sus posturas para lograr concretar los mayores beneficios. Bajo este entendido, tal vez el presidente Trump no es tan buen negociador al final de cuentas, ya que en el tema del TLCAN, su radicalismo y constantes amenazas de sacar a Estados Unidos del acuerdo puede llegar a ser contraproducente para su mercado.

En el marco de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el presidente Donald Trump señaló en su más reciente discurso que no dudaría en presionar a los negociadores para levantarse de la mesa si no se logran acuerdos que beneficien al comercio estadounidense, enfocándose en combatir el incremento del déficit comercial con México, que a lo largo de 23 años pasó de 1,300 millones de dólares (mdd) a más de 58,000 mdd.

Pero este incremento no ha sido sólo porque más productos mexicanos han entrado al mercado estadounidense, sino deriva de un trabajo en conjunto de empresas de ambas naciones en los procesos de producción de diversos productos que han impulsado la competitividad de la región.

Si bien el TLCAN tiene muchos temas que, por el bien de todos, si se tienen que llevar a revisión, la cancelación del acuerdo, como amenaza Trump, podría derivar en reacciones poco acertadas para el mismo Estados Unidos, y el mercado agro sería uno de los principales afectados.

Cifras que se deben considerar

Estados Unidos no debe olvidar que sus productores vendieron 12,696 mdd en agroalimentos a México, cifra cuatro veces mayor a las registrtadas en 1994. Esta cifra hace a México el segundo comprador de las agroexportaciones de Estados Unidos, después de Canadá (también negociador del TLCAN), siendo los principales productos de consumo cereales, carne y lácteos que,  Buró de Censos, crecieron 6.6% al primer semestre de 2017 frente al mismo lapso de 2016.

Expertos señalan que el mercado agro es estratégico en la renegociación del TLCAN, Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), destacó que México es comprador importante de maíz, soya, fructosa y trigo de los productores estadounidenses.

“Sabemos la importancia del mercado mexicano para los productores de Estados Unidos. El sector de granos es estratégico. México es una salida natural, somos compradores importantes de maíz, soya, fructosa y trigo”, dijo Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

En marzo de este año, a tan sólo a dos meses de haber asumido la presidencia de Estados Unidos, los empresarios agrícolas que impulsaron a Trmp a la Casa Blanca solicitaron al gobierno detener la guerra comercial contra México, ante el temor de que las políticas de Donald Trump contra el comercio de México y la imposición de impuestos fronterizos afecten más de 3 mil millones de exportaciones.

Trascendió que los empresarios temían que México revisara la lista de productos de libre impuesto a su territorio procedentes de Estados Unidos y estableciera impuestos en contraataque a las políticas de Trump, lo cual afectaría indudablemente sus importaciones, una técnica que México utilizó en 2011 para permitir el libre tránsito de sus transportistas en la frontera.

Tal vez México si tenga mucho que perder de cancelarse el TLCAN, pero terminar con un acuerdo que a lo largo de 23 años ha estrechado lazos fuertes entre sectores productivos, todos salen perdiendo.
Entonces, ¿dónde queda la estrategia de negociación?

Semanario   de  Vanguardia

Deja tu comentario