|

Sistema de Justicia para Adolescentes de Yucatán,”historia aún en proceso de construcción y con muchos retos”:Magistrado Santiago Altamirano

Desde 2007 el marco legal para juzgar a los menores de edad en Yucatán se alineó a un nuevo modelo de justicia que nació con la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas y que nos mandata como estado y como país a la construir un modelo de justicia que reconozca el derecho al debido proceso de los adolescentes acusados de cometer delitos, que prevenga y controle la delincuencia juvenil y también apoye a quienes están inmersos en ella, expresó el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de Yucatán Marcos Alejandro Celis Quintal.

En el marco de la ceremonia conmemorativa por el X Aniversario el Sistema de Justicia para Adolescentes de Yucatán, el presidente Celis Quintal recordó que  un día como hoy de hace diez años entró en vigor en el estado el decreto número 715 el cual contiene la Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Yucatán, con el cual se daba cumplimiento a lo establecido en el artículo 18 constitucional, que fue reformado en el año 2005, y que estableció la obligación de crear un Sistema Integral de Justicia para Adolescentes.

 Dijo que esta reforma constitucional implicó la creación de un programa normativo de respuestas concretas para abordar estos casos y generó un cambio radical en relación con el sistema de menores infractores que se había operado en México desde principios del siglo XX y dejó atrás el antiguo modelo previsto para el tratamiento de menores infractores, que se basaba en un esquema de corte tutelar.

 Expuso que en 2012 se publicó una nueva ley de Justicia para Adolescentes del Estado, la cual buscó la protección integral de los derechos de la infancia, así como la flexibilización, especialidad y reincorporación social, familiar y cultural que un menor requiere para lograr un adecuado desarrollo en la sociedad.

 Hoy en día, continuó, contamos con la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, la cual deriva de la reforma a los artículo 8 y 73 en su fracción XXI de la Constitución, constitucional, los cuales establecen, que el proceso en materia de justicia para adolescentes será acusatorio y oral y, otorgan al Congreso de la Unión la facultad para legislar en esta materia, en el orden federal y de fuero común.

 Por su parte, el Magistrado Santiago Altamirano Escalante, presidente de la sala unitaria de justicia para adolescentes del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán aseguró que el actual sistema de justicia para adolescentes, basado en la dignidad de las personas y en el respeto a sus derechos humanos es el camino correcto para todas las instituciones que toman parte en el correcta ejecución del mismo.

Agregó que esta historia aún está en proceso de construcción y persisten muchos retos, uno de los cuales tiene que ver con la creencia social de que los menores de edad que delinquen no tendrán consecuencias “situación nada cierta que solo contribuye a la impunidad”.

Si bien es cierto que no imponemos penas, las estadísticas indican que las consecuencias que se aplican a quienes son encontrados responsables de un delito, han llegado a demostrar que un 98% no vuelve a reincidir y que son aquellos casos que quedan en manos de quienes tienen la responsabilidad de formarlos, los que hasta en un 58 % repiten el error.

El Magistrado Altamirano Escalante reiteró el compromiso de los operadores de este sistema para asumimir el compromiso de continuar con la formación y actualización profesional de los servidores públicos especializados, así como el de fortalecer la cooperación y coordinación entre las instituciones involucradas “lo cual seguramente incrementará los buenos resultados obtenidos cumpliendo siempre dentro del imperio de la ley”.

 Posteriormente, los integrantes del presidium participaron en la develación de la placa conmemorativa por el X aniversario del Sistema de Justicia para Adolescentes  de Yucatán y un recorrido por las instalaciones del Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (CEAMA), en donde se expusieron obras artísticas y artesanías realizadas por los jóvenes que se encuentran en medida de internamiento.

Durante el recorrido, la maestra Ana Gabriela Aguilar Ruíz, Secretaria Ejecutiva de la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado, informó que mediante el programa Iniciativa Mérida, en coordinación con la embajada de Estados Unidos y el Poder Judicial del Estado, se obtuvieron cinco paquetes tecnológicos, tres de los cuales contienen 30 computadoras, softwares, programas de seguridad, así como teléfonos para la intercomunicación para los operadores del sistema de justicia para adolescentes.

 Los otros dos paquetes fueron para el Centro Estatal de Medida Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso y para Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado adscritos a estos juzgados especializados del Poder Judicial el Estado.

La jornada del día continuó con una conferencia titulada “Perspectiva histórica del sistema de justicia para menores de edad” que ofreció el doctor Jorge I. Castillo Canché en el auditorio “Víctor Manuel Cervera Pacheco” del Tribunal Superior de Justicia. En ella abordó el tema de la evolución del sistema de justicia para adolescentes.

El conferencista hizo un recuento histórico del sistema, en el que mencionó que en la época de Porfirio Díaz bajo el lema “orden, paz y progreso” hubo un avance económico, pero existió represión que tuvo costos sociales como la pobreza. Señaló que en Yucatán, en el año 1895 funcionaba  la Escuela Correccional de artes y oficios y que en esa época los mismos padres eran quienes pedían que sus hijos fueran recluidos en dicha institución porque no los podían controlar, de ahí surgió el nombre de los “incorregibles”. Los incorregibles ya no se les consideraba como niños por las actitudes que adoptaban como el beber, robar, mendigar y vagar por la ciudad.

Castillo Canché mencionó que en esas épocas la inimputabilidad de los menores de edad estaba vigente en quienes tenían menos de 9 años  “ya que el discernimiento de lo bueno y lo malo era lo que estaba presente en su conducta”, puntualizó.

Para el día de mañana jueves 15 de junio, a las 08:30 horas, en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia, se realizará la inauguración de la exposición documental y fotográfica titulada “Expedientes Tramitados con Normas Históricas Especializadas en Menores de edad” y ese mismo día, a las 18:30 horas, en el auditorio del Tribunal Superior de Justicia, se proyectará la película “Reunión con un asesino”

Deja tu comentario