|

Resolución del IFT provocará que Telcel acapare mercado

Con la reciente autorización que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a la empresa Telcel para adquirir 60 megahercios (MHz) de la banda de 2.5 gigahercios (GHz) que tiene concesionada Grupo MVS, la empresa de Carlos Slim incrementará de 41 a 51 por ciento su participación en las frecuencias del espectro radioeléctrico, criticó el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

Con ello, Telcel concentrará 60.8 por ciento de los usuarios de todo el sector (unidades generadoras de ingreso, como también se les denomina) y también rebasará la barrera de la acumulación de espectro disponible para toda la industria.

El IFT contravino el mandato constitucional que lo obliga a imponer límites a la concentración nacional y regional de frecuencias de espectro radioeléctrico, fustigó el IDET que se presenta como una asociación civil creada en 2002 por especialistas en telecomunicaciones y en teconologías de la información, con fines académicos y de investigación. El organismo regulador sólo declaró que la operación que autorizó a Telcel no generará un cambio estructural en la tenencia de espectro radioeléctrico en esa banda, ni se identificaban riesgos al proceso de competencia y libre competencia ni fenómenos de concentración contrarios al interés público de los mercados.

Sin embargo, el IDET ponderó que además de que Telcel se mantiene como el agente preponderante en el sector de telecomunicaciones en México, el órgano regulador “le concede ventajas competitivas exclusivas para fortalecer su red de transmisión de datos móviles al acceder a una banda de frecuencia óptima para ello y a la que ninguno de sus competidores podrán acceder a corto plazo porque tendrán que esperar a que el IFT lleve a cabo una licitación al respecto”, puntualizó el IDET, por lo que hizo un llamado para que se realice la licitación a la brevedad posible.

Se trata de una “ventaja permante” para la empresa de Slim, insistió, porque por lo menos durante dos años podrá gozar en exclusiva de los derechos para explotar la banda de 2.5 Ghz, antes de que entren nuevos competidores a una frecuencia óptima para la oferta de servicios móviles avanzados (4G-LTE), mismos que registran una demanda creciente.

“Contrario lo que señala el IFT, claramente se modifica de manera importante la tenencia del espectro radioeléctrico entre los operadores de telecomunicaciones que prestan servicios móviles.

“A partir de la autorización del IFT, la configuración de espectro por operador quedará de la siguiente manera: Telcel pasará de contar con 41 por ciento de frecuencias asignadas a más de la mitad (51 por ciento), AT&T quedará en 32 por ciento cuando antes tenía 38 por ciento, mientras que Movistar bajará de 20 a 16 por ciento y otros servicios de acceso inalámbrico alcanzarían uno por ciento.

“Ello tomando como referencia el resultado de la licitación de la banda AWS, del que también Telcel fue el máximo ganador y considerando las frecuencias que actualmente se encuentran asignadas a los operadores de servicios móviles que prestan servicios a usuarios finales”, detalló el IDET.

La Jornada

Deja tu comentario