|

Reforestar combate el cambio climático y ayuda a mejorar el suelo para la producción de alimentos: Carlos Berlin Montero

El delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Yucatán, MVZ Carlos Berlín Montero, subrayó que al reforestar no sólo se contribuye a revertir el cambio climático, sino que también se ayuda a mejorar el suelo para la producción de alimentos.

El delegado expresó lo anterior durante la entrega de los trabajos de remodelación de las instalaciones de la Comisaría Ejidal de esa localidad, donde al encabezar la ceremonia inaugural y el tradicional corte de listón, recordó algunos capítulos de la historia de la lucha campesina de Yucatán.

El delgado Berlín Montero reconoció que, en el pasado histórico, “gracias a los ejidatarios de aquí, a líderes de ustedes, pudimos convencer al gobierno del estado y al gobierno federal, para dignificar la vida de los campesinos a través de los Comisariados Ejidales”.

Señaló que ahora, como delegado de la Semarnat, “tengo la posibilidad de luchar junto a ustedes, pero ahora para conservar nuestros recursos naturales, de los cuales los más importantes son el agua y los suelos”.

En el acto, donde también se entregaron mil 500 plantas de las especies Ramón y Maculis, Carlos Berlín Montero hizo énfasis en que de los mejores suelos de Yucatán están en la región sur del estado, donde también, dijo, está la mejor tierra con vocación forestal.

El delegado aseguró que se necesita reforestar mucho porque, “además de que al sembrar muchos árboles estamos contribuyendo a revertir el cambio climático, al crecer, los árboles contribuyen a mejorar aún más el buen suelo de aquí”.

Berlín Montero puntualizó que “necesitamos seguir produciendo alimentos y en esa tarea son reconocidos los habitantes del sur del estado, destacándose por esa vocación los ejidatarios de Muna”.

El responsable del medio ambiente en la entidad afirmó que “el hecho de que en la región sur del estado se encuentren los vestigios arqueológicos más importantes de la civilización maya, no es obra de la casualidad”.

Y que “por eso forman parte de la gran reserva biocultural Puc, que permite desde esa gran reserva, desde esa gran asociación, trabajar muy de cerca para seguir fomentando no solamente desde el punto de vista cultural esa gran riqueza que tenemos, sino seguir mejorando sus suelos”.

Para concluir, reconoció el trabajo de las agrupaciones ambientalistas al indicar que “para eso trabajan las asociaciones civiles, muy importantes en el estado, en coordinación con los tres niveles de gobierno, pero en torno al esfuerzo de todos ustedes”.

Deja tu comentario