|

“Política de deportación masiva sin piedad”.Memorandum confirma deportaciones indiscriminadas en EU

A pesar de los reiterados desmentidos, sobre la existencia de una campaña de deportaciones indiscriminadas en Estados Unidos, un memorándum interno de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) revela que la administración Trump se ha propuesto arrestar y deportar a cualquier inmigrante indocumentado, sin importar si tiene o no historial criminal.

Según una investigación realizada por Propublica, el máximo responsable de la división de remociones en ICE, Matthew Albease, ordenó desde el mes de febrero pasado a los más de 5,700 agentes bajo sus órdenes  “tomar acción legal contra cualquier extranjero deportable que encuentren durante el transcurso de su trabajo”.

“No se eximirá a categoría alguna de extranjeros deportables de esta directiva”, advirtió Albease a sus subalternos para dar carta de naturaleza a una campaña de redadas y deportaciones que hoy explica el aumento exponencial de inmigrantes sin antecedentes criminales en las listas de arrestos y expulsiones, un 156% de aumento en relación al primer cuatrimestre de 2016.

Las historias de madres que son separados de sus hijos, o estudiantes que podrían beneficiarse del programa de acción diferida aprobado durante la presidencia de Barack Obama en junio de 2012, se han convertido en la confirmación de una política de deportaciones salvajes que ha sido denunciada por organizaciones defensoras de la causa migrante:

“Este memorandum confirma que (el Secretario de Seguridad Interna (DHS), John Kelly, está supervisando una política de deportación masiva sin piedad”, aseguró Lynn Tramonte, subdirectora de America Voice´s.

“Los agentes de ICE se encuentran hoy detrás de cualquier inmigrante. No importa cuánto tiempo han vivido aquí, cuánto contribuyen, o cuántos niños o ciudadanos estadounidenses se quedarían atrás”, añadió al acusar a Kelly de haber mentido ante el Congreso.

En febrero de este año, en el marco de una gira de trabajo en México, John Kelly aseguró durante una rueda de prensa junto con el canciller, Luis Videgaray, que no habría deportaciones masivas:

“Quiero dejar muy claro que no va a haber deportaciones masivas y el Departamento de Seguridad Interna actuará conforme a derecho y respetando los derechos humanos”, aseguró ante las versiones que consignaban las detenciones de madres de familia, estudiantes y trabajadores que no tenían antecedentes criminales.

Posteriormente, en abril, Kelly compareció ante el Congreso donde negó que durante los arrestos y remociones de inmigrantes se estuviera persiguiendo a quienes no tienen antecedentes penales.

Sin embargo, el memorandum distribuido por Matthew Albase, confirma la existencia de una política indiscriminada de redadas y deportaciones.

Precisamente, John Kelly, emitió desde febrero pasado dos órdenes para aumentar el número de migrantes indocumentados que podrían ser deportados. Bajo estas órdenes, cientos de miles de personas fueron puestos en la mira de los arrestos y remociones exprés, incluidos colectivos cuya deportación no era considerada una prioridad con la anterior administración de Barack Obama.

La Jornada  Redaccion Sin Fronteras

Deja tu comentario