|

Piden empresarios a la SHCP se mantenga “ajena a la presión política” y siga sus objetivos

El sector privado consideró que “es evidente” que el aumento de las tasas de interés que ha llevado a cabo el Banco de México (BdM) en tres ocasiones en lo que va de 2017 “va más allá de sólo tratar de atenuar el aumento de los precios” e indicó que se podría inferir que “la decisión también respondería a un deterioro de las cuentas externas que podría llevar a más presión en el tipo de cambio”, aún cuando se han reportado aumentos en exportaciones, remesas y balanza turística.
El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) también sentenció que el gasto público se incrementa en periodos electorales y eso puede suceder en los comicios estatales de este año y la elección presidencial de 2018, por lo que exigió que la Secretaría de Hacienda se mantenga “ajena a la presión política” y mantenga sus objetivos para ambos años porque ello, ponderó “es la mejor manera de proteger el poder adquisitivo de los salarios”.

Sobre las tasas de interés advirtió que“la preocupación puede estar apuntando hacia mayores presiones generadas por el aumento del pago de intereses al exterior, lo que nos lleva nuevamente a una solución vía las finanzas públicas y no por el alza de interés”.

Sostuvo que el control del gasto público se ha ido complicando, sobre todo porque se ha concentrado en rubros en los que hay menor margen de acción, como es el gasto no programable, afectado por el aumento del costo financiero de la deuda.

En el primer trimestre de 2017, el gasto público superó por 65 mil 982 millones de pesos al ejercido en igual periodo de 2016, debido a que el gasto no programable, referido a la deuda y el pago de intereses, subió 80 mil 142 millones de pesos, de los cuales un 45 por ciento fueron para cubrir el costo financiero de la deuda, detalló.

Además, el organismo privado alertó que aumentar las tasas de interés también incidirá negativamente en el ritmo de crecimiento económico que ya de por sí es bajo, debido a que frenan la demanda interna.

“Lo preocupante es que el banco central tenga que tomar estas medidas debido a que no hay indicios claros de que la mejor solución se ponga en marcha en el corto plazo, incluso en el mediano y largo plazo, que es la reducción del gasto público”, indicó.

El banco central justifica que la decisión de aumentar las tasas de interés y el poco crecimiento económico del país ayudará a reducir las presiones inflacionarias para llegar a un 3 por ciento al final del año. Presiones que para el Ceesp “siguen siendo indudablemente una importante preocupación para las autoridades monetarias del país”.

Insistió en que tales medidas “van más allá de sólo tratar de atenuar el aumento de los precios” y pueden estar más relacionadas con la necesidad de ajustes estructurales en los que el BdM no puede incidir directamente.

“Lo inquietante es que esta decisión de elevar las tasas de interés se haya tomado debido a que no hay otra alternativa o simplemente porque puede ser la menos dañina”, puntualizó el Ceesp, pero aún así señaló que es mejor a no hacer nada.

Deja tu comentario