|

PGR adquirió con Murillo Karam software Pegasus

Durante la gestión de Jesús Murillo Karam, la Procuraduría General de la República (PGR) adquirió el software Pegasus, sistema de seguridad vinculado al espionaje de periodistas y defensores de derechos humanos revelado este lunes por The New York Times.

De acuerdo con el reporte de Reforma, en 2013 la PGR solictó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recursos para adquirir tecnología para realizar tareas de espionaje electrónico.

En un primer momento, la dependencia, a cargo en ese entonces de Murillo Karam, obtuvo 322 millones de pesos que gastó con la empresa Balam Soluciones de Seguridad para adquirir dos programas de espionaje para la Policía Federal Ministerial.

Uno de ellos, de 142 millones de pesos, consiste en cuatro sistemas de intercepción de telefonía celular 2G, 3G, 4G y LTE, con los cuales se podían intervenir llamadas de dispositivos de la compañía Nextel.

El segundo, cuyo costo asciende a 32 millones de pesos, consistió en un sistema táctico de monitoreo e intercepción de comunicaciones, específicamente comunicación celular GSM y 3G para las compañías Telcel y Movistar.

Otro sistema incluido en el mismo programa permitía la grabación y monitoreo de telefonía fija analógica, digital e IP de la red con el protocolo IDEN, el cual es utilizado por Nextel.

Aunado a ello, se erogaron 148.5 millones de pesos adicionales para la compra del sistema Pegasus, diseñado por la empresa isaraelí NSO Group, el cual le serviría a la SEIDO para extraer información de celulares con tecnología 3G y 4G.

Este sistema, según un reportaje de The New York Times, habría sido utilizado en contra de al menos 13 periodistas y defensores de derechos humanos mexicanos, entre 2014 y 2016, entre los que destacan Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola, Mario Patrón y Juan Pardinas.

Según el material periodístico, este sistema infecta el dispositivo a través de un mensaje de texto (personalizado para cada víctima) que contiene un enlace; al abrirlo, se abre una página en blanco y el atacante tiene acceso a prácticamente cualquier información y comunicacion del dispositivo.

Sin embargo, no se trata de la primera compra de este tipo de software. También durante el gobierno de Felipe Calderón se adquirió equipo de intervención y monitoreo de dispositivos electrónicos.

El 31 de agosto de 2012 la Procuraduría compró por 109 millones 327 mil 680 pesos el programa Finisher/Finspy, comercializado por tres empresas internacionales, y el cual, con un correo electrónico, infecta el dispositivo de la víctima.

En el mismo año, el gobierno federal adquirió por 93 millones 236 mil 160 pesos el programa Hunter Punta/Locsys, de la empresa Obses de México, que permite geolocalizar un teléfono aunque sólo esté prendido unos segundos.

Deja tu comentario