|

Partidos políticos reprueban en transparencia, no revelan sueldos, ni trayectorias ni gastos

Los partidos políticos ignoran su obligación de hacer pública su información sobre salarios, la trayectoria de sus dirigentes, los montos de sus cuotas, o cuánto gastan en acciones para el empoderamiento de las mujeres, entre otras.

Por ley, los partidos tienen 30 obligaciones de transparencia que deben publicar en sus sitios web y en la Plataforma Nacional de Transparencia.
Animal Político tomó tres de esas obligaciones al azar y revisó las páginas de cada partido.

Los nueve institutos políticos con registro nacional presentan fallas o retrasos en el cumplimiento de la ley de transparencia, pero el Partido del Trabajo no tiene en su sitio datos de ninguna de las 30 obligaciones de transparencia.

Ese partido sólo ha publicado parte de la información en la Plataforma Nacional de Transparencia, una herramienta digital que se creó en 2016 y que hasta la fecha funciona de manera intermitente, y ha sido muy criticada.

Para Issa Luna Pla, coordinadora del Área en Derecho de la Información en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, los partidos no han cumplido en su totalidad con la obligación de publicar su información por varias razones: la falta de aplicación de sanciones, la complejidad por el gran volumen de información que se tiene que hacer pública y la operación intermitente de la plataforma.

“Estamos ante un real desafío porque se ha hecho muy complicado, no es solo subir la información como la tengan, sino que debe venir en formatos específicos, lo que genera mayores cargas de trabajo, de recursos económicos y tiempo a cualquier sujeto obligado”.

Los partidos políticos se han vuelto objeto de interés de la ciudadanía interesada en mirar de cerca cómo gastan y actúan, señaló Joel Salas comisionado del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), al resolver un recurso de revisión en contra del PRD por la falta de entrega de los currículums de los dirigentes.

“Una muestra de que poco a poco la ciudadanía está más interesada en escudriñar las actividades de los partidos es el aumento en un 46.5% de las solicitudes de información dirigidas a ellos. De mayo a diciembre del 2016 recibieron mil 709, mientras que en este año hasta el 5 de julio de este año, 2 mil 503”.

Salarios inexistentes o sin actualizar

De los nueve partidos con registros nacional dos no hacen público el salario de  su dirigente: el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista.

Ambos tienen direcciones colegiadas (no tienen un presidente designado) pero la representación pública del partido recae en dos de sus militantes: Alberto Anaya en el PT y Carlos Alberto Puente en el Verde en su calidad de vocero nacional, quien además se destapó recientemente como aspirante a la candidatura presidencial.

En el caso del PT no hay información en la página del partido, mientras que en la plataforma de transparencia aparece un Excel con un tabulador pero no se incluye a Anaya.

En la página del PVEM es posible descargar un Excel con el tabulador de remuneraciones de sus integrantes pero no hay información sobre Puente ni sobre otros integrantes relevantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) como Jorge Emilio González, Secretario del Comité Nacional; Diego Guerrero Rubio, Secretario Técnico o Jorge Legorreta Ordorica, Secretario Ejecutivo.

De los siete partidos políticos restantes sólo tres han cumplido con su obligación de hacer público el tabulador de salarios de sus dirigencias y mantenerlo actualizado: Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Encuentro Social.

El PRI, PRD y Morena tienen publicada información de los salarios correspondientes a 2015 y 2016 de Enrique Ochoa, Alejandra Barrales y Andrés Manuel López Obrador, respectivamente.

Acción Nacional sólo tiene publicada la información del salario que recibió su dirigente, Ricardo Anaya en 2015.

Al no actualizar su información los partidos violan el artículo 62 de la Ley General de Transparencia que señala: “La información correspondiente a las obligaciones de transparencia deberá actualizarse por lo menos cada tres meses, salvo que en la presente Ley o en otra disposición normativa se establezca un plazo diverso”.

 

Los currículums, un pendiente

El pasado 12 de julio el pleno del INAI decidió ordenar al PRD la entrega de los antecedentes educativos, laborales y políticos de sus dirigentes nacionales y estatales, luego de que un ciudadano solicitó los currículums y la información sobre el financiamiento público y privado de ese instituto político.

El partido del Sol Azteca respondió a medias la información sobre los antecedentes profesionales y políticos de sus dirigentes.

Pero la falta de información, o la actualización a medias no es solo un problema del PRD.

Todos los partidos ofrecen información muy dispar de sus dirigentes. El PAN solo publica la información curricular de Ricardo Anaya, mientras que el PVEM tiene en línea los currículums de 50 personas, integrantes y empleados del CEN. Encuentro Social también ofrece los antecedentes de sus dirigentes en 24 estados.

El PRI publica un breve resumen de su presidente e información muy dispar del resto de los integrantes del CEN. En algunos casos no hay dato alguno.

El PT no tiene información en su página electrónica, mientras que en la Plataforma Nacional ofrece un listado de personas y una liga para consultar el documento en versión PDF, pero al momento de revisar la liga se despliega un mensaje de “No hallado”.

Empoderamiento político de la mujer

Los partidos deben destinar anualmente el 3% de su presupuesto para la “capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres”, según la Ley General de Partidos Políticos aprobada en 2014.

En 2015, los nueve partidos con registro destinaron a este rubro 117.2 millones de pesos, al año siguiente 115.1 millones y para este año deberán gastar 118.2 millones.

La forma en que gastaron eso recursos no se conoce a detalle. Morena y el PT no ofrecen información alguna en sus páginas de transparencia, aunque sí hay información en la Plataforma Nacional.

En esta el PT reporta solo información del 2015 y 2016, pero de manera muy general, bajo la descripción de “tareas editoriales”, y con montos menores a los señalados por el INE.

En 2005, el partido debería haber gastado en ese rubro 8.4 millones, pero el partido solo reporta un gasto de 2 millones de pesos. En 2016 el monto asignado fue de 6.3 millones y el gasto reportado es de 5.2 millones. Para 2017 no tiene aún gasto reportado.

Morena mantiene sin informar sobre el rubro ni en la plataforma ni en su página de internet. En tanto el PRI, PVEM y el PRD solo tienen información de los años 2015 y 2016.

Solo tres partidos cumplieron con actualizar la información: Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Encuentro Social que tienen en sus páginas el desglose de los gastos de 2015 a 2017.

Simplificar el sistema

Para lograr que los partidos cumplan con sus obligaciones de transparencia se debe simplificar el sistema y que la ley deje claro cuáles de las obligaciones sí sirven para la rendición de cuentas. A estos se suma que la Plataforma Nacional a veces funciona y otras no, explica Luna Pla.

Otro de los problemas que enfrentan los partidos políticos y el resto de los sujetos obligados de transparencia es que la ley no es clara sobre si la información se debe cargar solo en la plataforma o si deben seguir publicándola también en sus páginas electrónicas.

Pero la responsabilidad de la falta de transparencia no es solo de los partidos incumplidos “sino también hay que señalar al INAI y al Sistema Nacional al no generar una certeza”.

 

Por Ernesto Aroche Aguilar  Animal Político

 

Deja tu comentario