|

Multan a cuatro fondos de pensión por prácticas monopólicas

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció hoy una multa de  mil 100 millones de pesos (58,3 millones de dólares) a cuatro fondos de pensión y 11 personas físicas por prácticas monopólicas.

“Se acredita la responsabilidad de Profuturo GNP Afore, Afore Sura, Afore XXI Banorte y Principal Afore, así como de 11 personas físicas, en la realización de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de los servicios de administración de fondos para el retiro de los trabajadores”, indicó la Cofece en un boletín.

Ante ello, se les impuso multas que en conjunto suman alrededor de mil 100 millones de pesos (unos 58.3 millones de dólares).

Según la resolución del pleno del órgano antimonopolio de México, los agentes económicos sancionados celebraron acuerdos para reducir los traspasos entre afores (los fondos de pensión mexicanos).

“Esta conducta disminuyó la competencia que existía entre ellas para ganarse la preferencia de los trabajadores”, apuntó.

En un mercado en donde las inversiones y las comisiones que cobran las afores están reguladas, los traspasos son una fuente fundamental de competencia, indicó el boletín.

Así, añadió, “al convenir limitarlos, disminuyen sus incentivos a ofrecer un mejor servicio, y eliminan la posibilidad de que los trabajadores puedan premiar o castigar a su afore según su grado de satisfacción”.

Las personas físicas multadas actuaron en representación de las administradoras.

La investigación inició el 10 de febrero de 2015 y derivó en un dictamen un año más tarde, detalló la institución.

En seis ocasiones entre noviembre de 2012 y junio de 2014, directores generales y directores de operaciones de las afores sancionadas celebraron convenios bilaterales para reducir el traspaso de cuentas entre ellas, estableciendo montos máximos de traspasos semanales, según el informe.

El cumplimiento de estos acuerdos se controlaba a través de correos electrónicos, donde se usaron mecanismos para ocultar la identidad de las afores.

Con ello, se buscaba reducir el “gasto comercial”, que en 2014 fue del 34 % del gasto total, repercutiendo en mayores beneficios para las afores.

En un comunicado, la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) respondió que los hechos señalados por la Cofece “fueron suspendidos voluntariamente por las propias afores involucradas aún antes del inicio de la investigación”.

“La administración de las cuentas individuales se conduce con transparencia y certidumbre para el trabajador y se realizan continuamente mejoras para ofrecer servicios de calidad y seguridad”, aseguró, después de expresar su “convicción y compromiso con el estricto cumplimiento de la ley”.

La Amafore refirió que el pronunciamiento del órgano de competencia “se refiere exclusivamente al ámbito comercial”, y el ahorro de los trabajadores “nunca estuvo en riesgo”.

En México, cada trabajador que cotiza o ha cotizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tiene una cuenta personal e individual a la cual se canalizan sus aportaciones, que es administrada por una afore.

Además, tiene derecho a elegir cuál de ellas manejará sus ahorros para el retiro, respetando las restricciones sobre registro y traspaso de cuentas que señala la regulación.

Deja tu comentario