|

Mexicanos abandonan la Iglesia católica; se mueven a otra fe o a los “sin religión”, que ya son más

El 10 por ciento de los mexicanos cambió de religión en los últimos años y la religión católica es la que más deserciones ha sufrido, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México.

El estudio publicado este día retoma datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que señalan que las mayoría la población en México se identifica con la religión católica (82.7 por ciento), seguido de las religiones protestantes históricas, (0.7 por ciento), las pentecostales y neopentecostales (1.6 por ciento), la Luz del Mundo (0.2 por ciento), otras evangélicas (5.0 por ciento), los adventistas del Séptimo Día (0.6 por ciento), los mormones (0.3 por ciento) los testigos de Jehovah (1.4 por ciento), judaica (0.1 por ciento), otras religiones (0.1 por ciento), sin religión (4.7 ciento), y no especificados (2.7 por ciento).

El texto, realizado por  el Colegio de la Frontera Norte y la Red de Investigadores del Fenómeno, señala que los principales cambios que apuntan a un reacomodo del campo religioso en México son: la baja del catolicismo, acompañada de la diversificación religiosa primordialmente protagonizada por grupos evangélicos, pentecostales y paraprotestantes, todos cristianos y el incremento constante del grupo “sin religión” lo que no quiere decir que sean no creyentes.

Y agregan que “estos cambios van a su vez acompañados de dinámicas transversales de cambio al interior de las confesiones religiosas, como son la subjetivación y desinstitucionalización religiosa, especialmente visible entre los católicos. Cada vez más la religiosidad se practica fuera o en los márgenes de las instituciones o religiones”.

“Otro rasgo del cambio es que la moral católica está dejando de ser la fuente de la moral social, no sólo como resultado de la diversificación mencionada antes, sino como resultado de una secularización de cosmovisiones que rigen la definición de asuntos que nos incumben colectiva y públicamente: por ejemplo la moral sexual pasa a ser una discusión sobre derechos sobre el cuerpo, la sexualidad , la reproducción y la forma de organizar la vida familiar”, apunta.

Gráfico: Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México .

LAS CREENCIAS RELIGIOSAS DE LOS MEXICANOS EN NÚMEROS

El 95.1 por ciento de las personas encuestadas dijeron ser religiosos y el 4.9 por ciento dijo no serlo. La razones principales que dieron estos últimos para no formar parte de ningún grupo de este tipo fueron “Soy un librepensador” y “No creo en una autoridad religiosa y tengo mis propias creencias” (ambas con 15 por ciento), seguidas de “Todas las religiones son falsas” (14 por ciento) y “Soy espiritual, pero no religioso” (10 por ciento).

Uno de cada 10 personas dijo haber cambiado de religión y las principales doctrinas que abandonaron fueron la católica (57.1 por ciento), los testigos de Jehová (11.2 por ciento), cristianas insuficientemente especificadas (9.9 por ciento), evangélicas insuficientemente especificadas (3.4 por ciento) y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (2.8 por ciento).

La encuesta también preguntó a las personas la razón por las que dejaron su anterior creencia. La respuesta más mencionada fue que su religión anterior ya no le satisfacía (17 por ciento), las otras más recurrentes fueron que su religión actual se apega a los fundamentos bíblicos (16.8 por ciento), que decidieron buscar su verdad por ellos mismos (13.2 por ciento), se convencieron que ésta es la verdadera religión (10.5 por ciento) y que en su religión actual encontraron un sentido para vivir (9.3 por ciento).

A la totalidad de los entrevistados se les cuestionó sobre cuál era la principal razón por la que consideran que las personas abandonan su creencia religiosa. Las mayoría de las personas consideran que “por decisión personal” (22 por ciento), luego que las personas “no conocen su propia religión” (19 por ciento), las “personas se decepcionan de su iglesia” y “les lavan el cerebro” (ambas 17 por ciento) y que les ofrecen beneficios económicos (12 por ciento).

El 96 por ciento de los entrevistados declaró creer en un dios, el 3 por ciento dijo que no creía en su existencia y el 1 por ciento prefirió no contestar. En la vida eterna cree uno de cada siete entrevistados; uno de cada ocho, en la Virgen de Guadalupe y en la Biblia como fuente de verdad absoluta, y en la existencia del Diablo y la reencarnación cree la mitad de ellos.

Ante la pregunta “¿A qué atribuye su estabilidad, éxito o fracaso en su vida?”, la mayoría contesto que al esfuerzo personal (42.8 por ciento), a la voluntad de dios (35.9 por ciento), y al destino (8.5 por ciento).

Otros de los datos que arrojó al encuesta apunta a la diversidad de religiones dentro de una familia. Dos de cada diez entrevistados dijeron que en su familia no todos los miembros pertenecen a una misma religión.

La participación en servicios religiosos, misa o culto es en su mayoría semanal (44 por ciento), en segundo lugar es mensual (13 por ciento) y en tercer lugar diaria o casi diario (11 por ciento).

Encuesta Nacional sobre Creencias y Prácticas Religiosas en México

RELIGIÓN Y ESTADO

La encuesta también aborda la opinión sobre el papel de la religión en el espacio público, las libertades laicas, las actuales políticas seculares y los derechos humanos.

Se les hicieron preguntas a las que deberían de responder si estaban de o no sobre varios temas.  Sobre la ley del matrimonio entre parejas del mismo sexo, la mayoría no se mostró a favor (65.2 por ciento).

Respecto al derecho de las parejas homosexuales a la adopción de hijos la tendencia de la respuesta también fue negativa (71.1 por ciento).

Al ser cuestionados si el aborto debería dejar de ser perseguido o castigado por ley también la negativa inclinó la balanza a su favor (62.1 por ciento).

Sin embargo, la mayoría de los consultados estuvieron de acuerdo en la enseñanza sobre sexualidad en las escuelas públicas (79.5 por ciento). Y sobre contenido de género en los libros también se mostraron a favor (70.8 por ciento).

Otros datos importantes es que es también mayor la oposición a que las religiones participen abiertamente en política electoral (75.3%), a que los candidatos a elección popular usen símbolos o recursos religiosos para ganar votos (88 por ciento), a que las iglesias sean propietarias de medios de comunicación masiva (67.9 por ciento). Aunque también es mayor la opinión de que las iglesias deban reportar sus movimientos fiscales ante Hacienda (56.4 por ciento).

 

sinembargo.mx

Deja tu comentario