|

Las niñas menores de 14 años no se embarazan, las embarazan:”feos usos y costumbres” que permiten el matrimonio infantil: Salud Federal

Las niñas menores de 14 años no se embarazan, las embarazan, en la mitad de los casos, hombres mayores de 21 años. En promedio, cada día hay 28 nuevas madres-niñas, lo que es un problema con muchas causas que debieran tener ocupada a la sociedad en su conjunto para resolverlo, afirmó el titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Narro Robles.

Advirtió la urgencia de realizar cambios en los códigos penales Federal y de los estados respecto de delitos de estupro y violación, a fin de que su tipificación sea homogénea y facilite su persecución y castigo en todos los casos. Para ello, dijo, la Ssa ya trabaja en colaboración con la Procuraduría General de la República.

Feos usos y costumbres del matrimonio infantil

Narro asistió ayer a la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Perinatología (Inper), que este año lleva el título Salud Sexual y Reproductiva del Adolescente: impacto perinatal, donde también señaló la necesidad de acabar con los feos usos y costumbres que permiten el matrimonio infantil en el país.

Las niñas menores de 14 años no se embarazan, las embarazan, en la mitad de los casos, hombres mayores de 21 años. En promedio, cada día hay 28 nuevas madres-niñas, lo que es un problema con muchas causas que debieran tener ocupada a la sociedad en su conjunto para resolverlo, afirmó el titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Narro Robles.

Advirtió la urgencia de realizar cambios en los códigos penales Federal y de los estados respecto de delitos de estupro y violación, a fin de que su tipificación sea homogénea y facilite su persecución y castigo en todos los casos. Para ello, dijo, la Ssa ya trabaja en colaboración con la Procuraduría General de la República.

Feos usos y costumbres del matrimonio infantil

Narro asistió ayer a la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Perinatología (Inper), que este año lleva el título Salud Sexual y Reproductiva del Adolescente: impacto perinatal, donde también señaló la necesidad de acabar con los feos usos y costumbres que permiten el matrimonio infantil en el país.

El del embarazo de niñas y adolescentes es un problema que no se puede seguir ignorando, y tampoco se le puede ver como algo normal. Así no se va a resolver ni se terminará con situaciones terribles que implican vidas truncadas de las menores de edad y sus familias, advirtió.

Los primeros datos sobre el tema los aportó Juan Luis Gerardo Durán Arenas, director del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia). Señaló que un aspecto fundamental son los determinantes sociales, como lo que ocurre en Michoacán, donde niñas y adolescentes dijeron que se embarazaron porque no hablan con nadie en sus casas. Están solas por razones como que sus padres trabajan y/o viven sólo con alguno de ellos.

El titular de la Ssa recordó que la tasa de niñas-madres en México es de las más altas del mundo, con 77 nacimientos por cada mil jovencitas menores de 19 años. Sólo en 2015 se registraron 405 mil bebés procreados por este sector de la población.

De éstos, apuntó, alrededor de 10 mil 280 fueron de niñas de 10 a 14 años, lo que significa que cada día 28 se convierten en madres. Eso, subrayó Narro, nos tiene que preocupar y hacerse visible, porque es un problema con muchas causas, las cuales se tienen que combatir de manera integral.

Recordó que la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente tiene el objetivo de erradicar este problema. Es un compromiso del gobierno y ya se han empezado a observar algunos avances, con la disminución de 9 por ciento en el número de nacimientos entre 2014 y 2015. Todavía es muy poco, pero se debe continuar y consolidar la tendencia hacia la baja, dijo.

Los embarazos entre jovencitas también las pone en riesgo de morir por causas relacionadas con la gestación. Narro refirió cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según las cuales en 2015 se reportaron 778 muertes maternas, de las cuales 109 fueron niñas menores de 19 años. Y entre ellas estaban seis que tenían de 10 a 14. Es inaceptable, subrayó Narro, al tiempo que exhortó a la comunidad del Inper a que entre los resultados de su reunión anual logren una publicación que nos ayude a revisar las políticas públicas en esta materia.

Deja tu comentario