|

La pobreza, enferma y mata: Bernardo Kliksberg

  • Desde México se están instalando paradigmas nuevos para el tratamiento de ese mal
  • La conexión entre tecnología y miseria no es un tema técnico, sino ético

El problema de mayor relevancia al que se enfrenta la humanidad es la pobreza que por todo el mundo enferma y mata, señaló el doctor Bernardo Kliksberg, doctor Honoris Causa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el Seminario Académico Internacional Explorando tecnologías de punta para el combate a la pobreza en México, organizado por diversas instituciones, entre ellas esta casa de estudios, el economista argentino dijo que como nunca, el desarrollo tecnológico ha dotado al género humano de innumerables recursos.

Sin embargo, hoy en el mundo más de 800 millones de personas viven con hambre, 700 millones carecen de agua potable y 1,400 millones no tienen acceso a la luz eléctrica.

Se trata de gente que sufren la humillación permanente que significa vivir en condiciones de miseria, afirmó el doctor Kliksberg en la ceremonia de clausura de este seminario en el Centro Cultural Roberto Cantoral, al que acudió el maestro Víctor Sosa Godínez, coordinador general de Vinculación y Desarrollo Institucional, en representación del doctor Salvador Vega y León, rector general de la Casa abierta al tiempo.

El sociólogo y asesor honorario del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) sostuvo que 16,000 niños menores de cinco años mueren cada día por causas absolutamente evitables y aparentemente el mundo se ocupa de lo más importante, “pero ¿qué puede ser más trascendente que tratar de darle al otro las oportunidades que merece?, ¿qué es más relevante que rescatar a 200,000 niños que están a punto de morir de hambre en Sudán del Sur?

Para esta reunión, dijo, se contó con el máximo apoyo e interés de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la UAM, el Centro de Investigación y Docencia Económicas, Santander y Universia, porque “todos percibieron que estamos instalando desde México paradigmas nuevos para el tratamiento de la pobreza”.

En este seminario “más que quejarnos de la alta tecnología o de que firmas como Amazon está construyendo un imperio económico gigantesco, monopolizando la venta de una buena parte de los productos, nos pusimos a pensar cómo las tecnologías de punta pueden ayudar a luchar contra la miseria”.

Bernardo Kliksberg consideró necesario crear un puente “desde el universo de Silicon Valley y los 600 millones de habitantes de la India que hacen sus necesidades en el campo abierto porque no tienen instalaciones sanitarias. Este puente que estamos tratando de construir a partir de la moderna tecnología, es uno de los más formidables que puedan erigirse en el siglo XXI”.

La conexión entre tecnología y pobreza “no es un tema técnico, sino ético”, pues se trata de poner esos avances tecnológicos al servicio del bien del género humano.

En el acto de clausura estuvo también el licenciado Luis Enrique Miranda, titular de la Sedesol, y el doctor Enrique Cabrero, director general de Conacyt, quienes entregaron reconocimientos a los ganadores del Certamen INNOVATIS.

Para mayores informes:

Universidad Autónoma Metropolitana

www.comunicacionsocial.uam.mx

Tel. 54.83.40.0 ext. 1514 y 1524

inouam@correo.uam.mx

Deja tu comentario