|

Jóvenes de Biología Marina UADY impulsan proyecto ganador a favor del Parque Nacional Arrecife Alacranes

Muchas veces los jóvenes piensan que cuidar al medio ambiente es una acción exclusiva de científicos o políticos, pero no es así, todos tenemos que hacer algo y poner nuestro granito de arena para que realmente logremos hacer un cambio, expresó Alejandra González Mata, estudiante de la Licenciatura de Biología Marina de la UADY.

Y advirtió, que “tampoco se vale pensar que la conservación del medio ambiente es algo que nunca se va a lograr. Está en decidir empezar para darse cuenta que no eres el único con ese interés y que puedes colaborar para tener un mundo mejor aportando ideas de protección, conservación o divulgación, todo con tal de sensibilizar a otros”.

La joven forma parte del equipo ganador de la Convocatoria “Se impulsan ideas 2017” que lanzó la Fundación Bepensa y en la que participaron cientos de estudiantes de universidades de todo el Sureste de México como Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Querétaro.

Los estudiantes de la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia de esta Casa de Estudios resultaron ganadores de un premio económico por 300 mil pesos que les permitirá poner en marcha el proyecto de conservación del arrecife coralino en el Parque Nacional Arrecife Alacranes.

Es la primera vez que la UADY participa en esta convocatoria, obteniendo el primer y único lugar como ganador; esto se logró con el proyecto “Conservación del arrecife coralino en el Parque Nacional Arrecifes Alacranes”.

Acompañada del profesor investigador del plantel universitario, Alfonso Aguilar Perera, la alumna explicó que el proyecto consiste en la divulgación y participación social dentro de la zona del Parque Nacional, así como en puertos de la costa yucateca e incluso la capital yucateca.

De igual forma, se consideran acciones como la implementación de unos viveros para la restauración del coral, donde se utilizarán fragmentos de acroporas (un género de la familia de corales), que son las especies que están en peligro de extinción.

La finalidad, dijo, es ayudar a su crecimiento y posterior trasplantación a “zonas de perturbación” para que mediante el seguimiento y monitoreo se puedan “repoblar” varias áreas. En ese seguimiento y monitoreo será vital la participación ciudadana.

Algo fundamental en el proyecto es activar esa parte social con los habitantes de la zona con la intención de que, al sentirse involucrados, conozcan la riqueza de su biodiversidad, valoren su importancia y asuman compromisos con el cuidado de su entorno.

La estudiante consideró que actualmente el Parque Nacional Arrecifes Alacranes tiene varias zonas perturbadas y que por ahora, se enfocarán en aquellas de encallamiento, debido a que cada vez son más las que se reportan a consecuencia de la presencia de barcos y buques.

Las embarcaciones arrasan con el fondo y eso impacta en que ya no existe una complejidad estructural adecuada para los arrecifes coralinos y por ende, hay graves afectaciones para los peces y aves pues no encuentran condiciones favorables para su alimentación y reproducción.

El profesor Aguilar Perera, resaltó que este es un ejemplo más de la formación y vinculación que procura la UADY, en escenarios reales de aprendizaje.

La participación de los estudiantes en este tipo de escenarios reales es fundamental para consolidar su formación y motivación en acciones de impacto social, señaló.

El proyecto iniciará en el mes de agosto y tendrá una duración de un año con acciones dentro y fuera del Parque Nacional.

El Parque Nacional Arrecife Alacranes se localiza en el Golfo de México, a 140 km al norte de Puerto Progreso, tiene los sitios principales de anidación de tortugas y de aves, es un sitio importante para el caracol rosado, langosta, tiburones y otro tipo de peces, de ahí que se requieran estrategias para la conservación de los mismos.

Con Alejandra también participaron en el proyecto Víctor Rodríguez Cervantes y Luis Gasca Peralta, todos de la licenciatura en Biología Marina de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Con este triunfo los jóvenes dispondrán de 300 mil pesos para echar a andar el proyecto durante un año. La finalidad es vincular a la gente con la conservación de los arrecifes coralinos.

Es importante señalar que las acciones que emprenderán los jóvenes están avaladas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Deja tu comentario