|

¿INE censura a López Obrador?

El Instituto Nacional Electoral (INE) está por aprobar lineamientos que regularían la presencia dirigentes y voceros de los partidos políticos en los miles de spots que, por ley, se transmiten gratuitamente en las estaciones de radio y televisión. El objetivo es evitar la promoción anticipada de posibles candidatos y que éstos se coloquen en una ventaja indebida frente a otros aspirantes a cargos de elección popular.

 

De avalarse estos criterios, habría diversas implicaciones en los siguientes ámbitos:

Libertad de expresión. El INE procura establecer reglas para que la participación de dichos personajes en los spots se acompañe de elementos que ayuden a la ciudadanía a identificarse plenamente con ese carácter, así como al partido al que pertenecen o representan. Es decir, se busca que no se promocionen o se autoelogien con miras hacia una eventual o posible candidatura.

Los críticos de esta medida la consideran como censura y en parte tienen razón. En el artículo 41 de la Constitución -producto de la reforma política de 2007, en el que se establecen los criterios para el acceso gratuito de los partidos políticos a los medios electrónicos- no se incorpora algún límite sobre lo que puede o no decirse en los spots, salvo el abstenerse de expresiones que calumnien a las personas, ni tampoco se establecen disposiciones sobre quién debe aparecer en la propaganda política o electoral.

De aprobarse los lineamientos, los partidos políticos tendrán que adecuar sus mensajes para no violar los lineamientos. De lo contrario, se activaría la posibilidad para la presentación de quejas y elevar aún más la litigiosidad electoral, en este caso sobre los contenidos o personajes que aparecen en los spots.

Ante la polémica decisión, es probable que los partidos inconformes presenten recursos de inconstitucionalidad por vulnerar su derecho de libertad de expresión, mientras que el INE defenderá su atribución de garantizar procesos electorales equitativos y apegados a la ley.

Dedicatoria. ¿Por qué hasta ahora y no antes se aprobaron estos lineamientos? Independientemente de que el INE explicó que dichas disposiciones se realizaron en acatamiento a una sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), hay una razón de peso: Andrés Manuel López Obrador.

El dirigente de Morena ha aparecido en dos millones 305 mil spots de su partido, entre enero de 2015 y abril de 2017. Esta cifra rebasa, con mucho, el millón 400 mil spots en los que aparece en presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y por supuesto a los 365 mil 867 que utilizó el dirigente del PRI y los 330 mil 276 difundidos por la dirigencia del PRD.

En efecto, es una presencia mediática importante de López Obrador, pero que legalmente no está prohibida. Sus estrategas de comunicación saben que el peso y crecimiento del partido está en la misma figura de su dirigente y esto se ha procurado aquilatar, como sucedió en las elecciones del Estado de México. Además, se han concebido como espacios para tratar de revertir o responder a las críticas constantes hacia el dirigente en medios electrónicos e impresos y hasta en los spots que en los últimos meses le ha dedicado el presidente del PRI, Enrique Ochoa.

Beneficios. Lejos de afectarle, estas restricciones le benefician a López Obrador. Las diversas estrategias comunicacionales, legales y políticas para acotarlo, limitarlo, cuestionarlo o denostarlo parecen generar el efecto contrario y abonan a su discurso de que hasta el INE forma parte de la mafia del poder y se suma a los actores que buscan impedir que llegue a la presidencia en el 2018.

Con spots o sin ellos, López Obrador ha construido su imagen, sus candidaturas y su partido con una relación cercana a la población en cientos de comunidades en el país. No sé si algún otro dirigente político conozca las poblaciones que él ha recorrido, pero es innegable que este factor ha sido determinante en los éxitos políticos que ha alcanzado con Morena. Este trabajo en tierra junto con un discurso de honestidad y de ataque a líderes políticos y empresariales que tienen al país asfixiado por la corrupción, ha permeado en un electorado que está harto de ello y sus efectos en la inseguridad, la situación económica y su poder adquisitivo.

Los mejores promotores de López Obrador han sido el gobierno federal y los gobiernos estatales, ligados al PRI y sus partidos satélites, con la denuncia y demostración de innumerables actos de corrupción. Con o sin spots y con la mayoría de los medios en su contra, Morena ha podido crecer por este y otros elementos.

Efectos. Acotar la participación de los dirigentes o voceros en los spots no hace más justas o equitativas las contiendas electorales. Una de las consecuencias es que se podría incentivar ese mercado que todos sabemos que existe, pero que es muy difícil demostrar: la venta de entrevistas o notas.

También puede ser fácilmente atajada con un uso más amplio de las redes sociales, sin los límites de presencia o discurso que pretende regular el INE. La construcción de liderazgos o de candidaturas, no se limita, obvio, a los spots, por lo que habría otras vías para hacerlo, incluso a través de la generación de conflictos -artificiales- para atraer la atención de los medios, lo que tampoco abona al México democrático que aspiramos.

Demasiado tarde. Los lineamientos ya poco podrán hacer para impedir una supuesta inequidad de los dirigentes de los partidos políticos con aspiraciones presidenciales en los meses previos al inicio del proceso electoral de 2018.

Los spots con López Obrador, con Ricardo Anaya y con otros representantes partidistas ya se transmitieron y quizás causaron algún efecto, que sería muy útil analizar para la toma de decisiones.

¿Qué beneficio le trajo al PRI atacar en sus spots al dirigente de Morena? ¿de qué manera le ha redituado a López Obrador aquello del “toma tu voto” o lo de “cerdos y marranos, cerdos y cochinos”? ¿es Ricardo Anaya una construcción política, con base en los spots? ¿no se ha reiterado que la transmisión de miles de spots, en lugar de acercar al electorado, lo aleja? Si fuera esto último ¿por qué tanta preocupación por las apariciones o dichos del dirigente de Morena y de otros representantes de los partidos políticos?

Gabriel Sosa Plata      @telecomymedios

Deja tu comentario