|

INE abre foro sobre la relación entre dinero y campaña política

Lorenzo Córdova Vianello inauguró el XXVIII Congreso Internacional de Estudios Electorales, “Los Desafíos Globales de la Gobernanza Electoral”. En el cual se discutirán los montos del financiamiento público a los partidos, así como las garantías de las autoridades en la equidad de los comicios de 2018

 

El consejero presidente del instituto, Lorenzo Córdova Vianello, señaló que “El Instituto Nacional Electoral convocará a un foro en el que sin atavismos y con objetividad, se reflexione la relación entre dinero y política y se analicen los montos del financiamiento público a los partidos políticos”.

Asimismo, subrayó que incluso en las campañas electorales, que son el espacio privilegiado en democracia, en donde los partidos exponen sus propuestas y sus preocupaciones sobre la realidad política del país, el tema del financiamiento y los recursos que erogan los partidos debe estar presente.

“Temas como éste tienen que discutirse, y tienen que formar parte de la batería programática de cara a la emisión del voto”, dijo en el auditorio del Museo Universum, ante el presidente de la Sociedad Mexicana de Estudios electorales (SOMEE) Luis Medina; el presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Mario Velázquez Miranda; Diana Talavera, en representación de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) y Rosa Ma. Mirón Lince, directora de Posgrado de la Facultad Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; dejó en claro que aunque siempre ha sido defensor del financiamiento público y de sus virtudes “es tiempo de discutir los montos”.

Córdova Vianello mencionó que el INE aplicó una fórmula de cálculo establecida en la Constitución y fijó un financiamiento público de casi 6 mil 800 millones de pesos para los partidos políticos en 2018, pero “es muy probable que haya una bolsa de 6 mil millones de pesos más, provenientes de los erarios locales”.

A los académicos, investigadores y ponentes nacionales y del extranjero, que durante los próximos cuatro días debatirán en la sede de la Unidad de Posgrado de la UNAM, sobre la gobernanza electoral, el consejero presidente del INE, los convocó a reflexionar también sobre los topes de campaña.

Mencionó que a pesar de los esfuerzos de homologación del nuevo sistema nacional electoral, es “desafortunado que el establecimiento de los topes de campaña sea determinado sin un parámetro común por los congresos locales, ya que crea diferencias abismales entre una entidad y otra en contiendas similares”.

Esta disparidad en los topes de campaña de las elecciones 2016-2017, dijo, provocó que aunque la fiscalización se base en criterios homogéneos de todo el país, para un gran sector de la ciudadanía existe la impresión de que la revisión de los ingresos y gastos de los partidos en las campañas políticas se realizó con criterios diferenciados.

También consideró que “lo ideal sería tener un costo por elector similar a lo largo y ancho del país y que los topes de gastos de campaña en las entidades guarden un criterio mínimo de proporcionalidad, dado que el próximo año, realizaremos elecciones simultáneas en 30 estados de la República”.

Citó como ejemplo que en las pasadas elecciones el tope de gastos de campaña en el estado de México, determinado a partir de criterios de la legislación local, es cinco veces más alto que el que, en breve, tendrá que definir el Instituto Nacional Electoral para la contienda presidencial.

El consejero presidente del INE dijo que a la luz del nuevo modelo electoral instrumentado por la reformas del 2014, “se ha fortalecido la normativa e institucionalidad tanto del INE como de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) para garantizar la equidad de las próximas elecciones federales y locales”.

La Jornada

Deja tu comentario