|

Hospital de Valladolid, a la vanguardia en prevención de enfermedades cardíacas

 Lo esencial para cuidar el corazón radica en tener una buena dieta y hacer ejercicio, con al menos 20 minutos de caminata al día, y en el Hospital General de Valladolid se cuida este aspecto con la implementación del programa “Latidos saludables” en beneficio de los pacientes de dicha región, afirmó el médico internista de esta sede, Carlos Pech Arceo.

Aseveró que los profesionales de la especialidad llevan a cabo una estrategia para cuidar a personas con padecimientos como hipertensión arterial o insuficiencia cardíaca, en la cual la vigilancia es constante para observar el cumplimiento del tratamiento, el consumo de la dosis adecuada de medicamentos, así como la alimentación.

Mientras, el área de Urgencias del nosocomio tiene la capacidad de recibir a aquellos que sufren infartos, cardiopatías isquémicas y miocardiopatías, entre otros, y si los casos son más graves son destinados a un tercer nivel de atención como son los Hospitales Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY), y “Doctor Agustín O’Horán”.

Al enunciar los factores de riesgo más importantes, Pech Arceo detalló que éstos son la hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, obesidad, sobrepeso, consumo de tabaco, antecedentes familiares de infarto e inactividad física. Por ello, dijo, se trabaja en el fomento de una dieta sana y la adopción de estilos de vida saludables.

En cuanto al área de Urgencias, indicó que brinda servicio a pacientes que presentan infartos, los cuales son tratados dentro de un protocolo clínico, además de que los médicos internistas están altamente capacitados. Asimismo, se ofrece electrocardiogramas y existen laboratorios clínicos que ayudan a otorgar un mejor diagnóstico.

El especialista mencionó algunos de los síntomas más comunes que tienen aquellos que sufren de enfermedades cardiovasculares, que son son dificultad para respirar, molestia en el pecho, dolor en diferentes zonas de la parte superior del cuerpo, náuseas, desmayos e incremento de sudor.

Por último, recomendó acudir de inmediato al médico en caso de observar alguno de los signos mencionados.

Deja tu comentario