|

Habrá eclipse parcial de sol este 21 de agosto en México

 

 

 

 

 

El 21 de agosto habrá un eclipse total de sol y se podrá ver parcialmente en México y el norte de Sudamérica.

El eclipse podrá verse de manera total en los Estados Unidos, es el primero de este tipo que se registrará en este país en los últimos 70 años. Aunque en 1972 hubo uno que se pudo ver en Canadá y en 1991 otro que se pudo apreciar desde Baja California Sur, en Estados Unidos no se había podido apreciar uno de manera total.

En México lo podremos apreciar de manera parcial. No será hasta el 2024 que México pueda ver un eclipse total de sol (aunque sólo se verá en todo su esplendor en el norte del país).

El eclipse del 21 de agosto del 2017 producirá una pequeña “noche” de casi tres minutos, durará 2:41 en su punto máximo, que será en el estado de Illinois. Aunque la noche máxima será en Carbondale (Illinois), todo el Medio Oeste estadounidense tendrá un lapso de oscuridad.

En México, el eclipse se podrá ver en su 60%.

Cinco recomendaciones para ver el eclipse solar

1 – Nunca mirar directamente al Sol

Esta es la regla más importante de todas. No se debe mirar directamente al Sol porque los rayos ultravioletas e infrarrojos pueden dañar las retinas de por vida.

Si bien durante un eclipse total sería posible mirar directamente al Sol durante los escasos minutos que el astro permanece tapado por la Luna, en el caso de un eclipse parcial siempre es extremadamente peligroso mirar directamente al Sol. Incluso cuando el 99% de la superficie solar queda oscurecida durante una fase del eclipse, la franja de Sol visible sigue siendo lo suficientemente intensa como para provocar daños en la retina.

2 – Ni binoculares ni telescopios

Usar binoculares o telescopios sin ningún tipo de protección para mirar al Sol es muy peligroso. Es por eso que se necesita usar filtros solares.

3 -No a los vidrios oscuros

Muchos materiales y métodos populares para observar un eclipse no son seguros. Los vidrios ahumados, las radiografías, las gafas de sol o los filtros de las cámaras de fotos, por ejemplo, no sirven en absoluto para mirar un eclipse.

Aunque reducen la cantidad de luz, no protegen la vista de las radiaciones de los rayos infrarrojos y ultravioletas.

4 – Imagen proyectada

Una de las formas más seguras consiste en observar el eclipse a través de una imagen proyectada. Para ello, se puede recurrir a una cámara fotográfica sin lente que es muy sencilla de hacer: sólo se precisa un trozo de cartón y un papel blanco.

Alcanza con tomar el cartón y hacerle una perforación muy pequeña, de aproximadamente unos 3 milímetros. Luego hay que colocarse dándole la espalda al Sol y dejar que la luz pase a través del orificio y se proyecte sobre el papel o una superficie lisa.

5 – El filtro de los árboles

Quienes se encuentren en una zona de bosque o arbolada, podrá ver que la luz que se filtra a través de las hojas y se proyecta en el suelo. Si se colocan hojas blancas sobre el suelo se podrá observar lo proyectado.

Con información de Televisa y El País

Deja tu comentario