|

Empresarios hoteleros incumplen autoevaluación

La secretaría de Turismo (Sectur) amplió seis meses el plazo para que los empresarios hoteleros cumplan con la autoevaluación de sus centros de hospedaje, como parte del proceso de clasificación hotelera al cual están obligados a adherirse.

Los prestadores de servicios turísticos de hospedaje tenían un año a partir del 13 de septiembre de 2016 para cumplir con un cuestionario que clasifica en categorías a los hoteles en operación, como parte del reglamento de la Ley General de Turismo. La fecha límite para cumplir con la autoevaluación será el 13 de marzo de 2018.

La clasificación hotelera, que había sido criticada por el sector hotelero, está integrada por diversas variables que atienden ocho ejes de desempeño de los hoteles. Cada variable confiere una puntuación y el total equivale a una categoría con estrellas, salvo en el caso que el hotelero opte por clasificar su establecimiento bajo el rubro de “Sin categoría”.

El cuestionario da un puntaje y de ahí se delimita la clasificación. Así, una puntuación de un hotel de 1 a 260 equivalen a un hotel de una estrella, mientras que de mil 41 a mil 300 el centro de hospedaje es catalogado como de cinco estrellas.

Una de las finalidades de cumplir con los lineamientos es brindar una información transparente a los turistas nacionales y extranjeros.

El Sistema de Clasificación Hotelera busca ordenar, estandarizar y homologar la categoría o categorías de los establecimientos hoteleros del país, con la finalidad de mejorar la accesibilidad y la sustentabilidad de los servicios de hospedaje.

La clasificación tiene un enfoque al turista para proveerle información en tiempo real sobre los servicios e infraestructura proporcionada por los establecimientos de hospedaje, y ayudarle a tomar una decisión en sus viajes dentro del país.

Para ello, dijo la Secretaría de Turismo, se requiere establecer lineamientos claros, precisos y transparentes que regulen la clasificación de establecimientos de hospedaje y que permitan establecer un proceso de clasificación único, que responda a las principales demandas del sector turístico en el país.

 

La Jornada

Deja tu comentario