|

El uso de drogas entre adolescentes se duplicó en 5 años.Entre mujeres se duplica 222%

El uso de drogas ilegales entre adolescentes se duplicó en los pasados cinco años en el país, con lo que 7.4 millones las han consumido alguna vez en la vida. Destaca la situación de las mujeres, pues la cifra aumentó más de 200 por ciento, reveló la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2016.

De todas las sustancias ilícitas, sobresale la mariguana. Su uso alguna vez creció en más del doble entre las personas de 12 a 17 años de edad, al pasar de 2.4 a 5.3 por ciento entre 2011 y 2016. Una tendencia similar se observó en la pregunta respecto del último año, donde la prevalencia pasó de 1.3 a 2.6 por ciento en el mismo lapso.

Este resultado rompió el patrón de crecimiento que se había reportado de 2008 a 2011, cuando los porcentajes pasaron de 2 a 2.4 alguna, y de 1.2 a 2.3 en el año pasado.

Con base en estos datos todavía preliminares de la encuesta, el país se encuentra ante una situación preocupante, porque no estamos alcanzando lo que queremos, reconoció el secretario de Salud, José Narro Robles, durante la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y Trafico Ilícito de Drogas.

Resaltó que se trata de un problema para el que no existe una única solución, sino que hace falta la colaboración de diferentes sectores e instituciones. Requiere, agregó en un breve mensaje, de un combate con toda nuestra energía.

En el ámbito de la salud, lo que toca es la prevención y los tratamientos de rehabilitación, lo cual continuará, afirmó.

Manuel Mondragón y Kalb, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), presentó los resultados de la Encodat 2016. Dijo que a escala nacional 8.4 millones de personas de 12 a 65 años han consumido alguna vez drogas ilegales, de las cuales 6.5 millones son hombres. Esta cifra representa un incremento de 25 por ciento respecto de 2011. En cuanto a 1.9 millones mujeres que alguna vez han usado algún sicotrópico, significa un aumento de 105 por ciento, cuatro veces más que los varones.

Respecto de los adolescentes, en los hombres el aumento fue de 78 por ciento, mientras las mujeres reportaron un alza de 222 por ciento para cualquier tipo de droga, indicó.

Otro dato relevante es que a pesar del incremento en el consumo ocasional o incluso en el último año, como se preguntó en la encuesta, la cantidad de adictos todavía es pequeña: 0.6 por ciento de los individuos de 12 a 65 años, lo que equivale a 546 mil.

El titular de Conadic advirtió que el origen de la problemática del consumo de drogas se encuentra en las condiciones de marginación, falta de oportunidades de educación, trabajo, culturales y deportivas en que se encuentran sectores importantes de la sociedad. También ha influido la existencia de asentamientos humanos irregulares. Cuando se ataquen estos y otros frentes, se verán las soluciones, sostuvo e insistió, con base en los datos de la Encodat, en su negativa a la legalización del uso de mariguana.

En el acto realizado en la sede de la Secretaría de Salud, Antonio Luigi Mazzitelli, representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Drogas comentó el Informe Mundial de Drogas 2017, según el cual a escala global 255 millones de personas han consumido sustancias ilícitas alguna vez en la vida.

La mariguana es la más relevante en cuanto a la cantidad de usuarios, y le siguen las drogas sintéticas (anfetaminas, metanfetaminas, éxtasis) y los opiáceos. Al año se registran 190 mil muertes a causa de sobredosis en la mayoría de los casos.

Mazzitelli llamó la atención sobre el aumento de nuevas drogas elaboradas con sustancias químicas, cuyo uso no está regulado, pero que entre 2012 y 2015 pasaron de 260 a 483.

También recordó que México es el tercer productor de amapola en el mundo y a la vez tiene la capacidad de erradicar cultivos 4 a 5 más veces respecto de cualquier otro país.

Sobre la mariguana, comentó que en los estados de Estados Unidos donde se ha legalizado su consumo con fines medicinales y/o recreativos ha bajado de manera sensible la percepción de riesgo entre las personas, principalmente adultos mayores de 26 años, lo que ha disparado el consumo de la cannabis.

La Jornada

Deja tu comentario