|

Cruzaron solos a EU 63 mil niños en 2016, casi todos de CA

De octubre a diciembre de 2016 más de 21 mil menores no acompañados –la mayoría de origen centroamericano– cruzaron sin documentos la frontera entre México y Estados Unidos, lo cual indica que este fenómeno migratorio ha adquirido niveles incluso más altos que los de 2014, pero sin la atención mediática que recibió ese año.

Así lo advirtió la investigadora Henia Prado, quien señaló que las autoridades mexicanas no tienen herramientas para enfrentar dicho problema, ya que se le ha invisibilizado y no se han estudiado a fondo las motivaciones que llevan a miles de niños y niñas a arriesgar su vida para cruzar la línea fronteriza.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), en el último trimestre del año pasado la Patrulla Fronteriza detuvo a 21 mil 321 niños, niñas y adolescentes, cifra que representa una tercera parte de todos los que fueron arrestados en los 12 meses previos.

Al desagregar los datos por nacionalidad, el DHS indicó que la mayoría de los menores proviene de Guatemala (7 mil 604), seguida de El Salvador (5 mil 884), Honduras (4 mil 623) y México (2 mil 956).

De acuerdo con estadísticas de esa misma institución, en el año fiscal 2016 (es decir, el periodo comprendido de octubre de 2015 a septiembre de 2016) se detuvo a 59 mil 692 menores no acompañados, mientras que en el año fiscal 2015 fueron 39 mil 970.

El punto más alto de los registros –hasta el momento– ocurrió en el año fiscal 2014, cuando se registró la detención de 68 mil 541 niños, niñas y adolescentes centroamericanos y mexicanos que cruzaron la frontera norte sin la compañía de algún familiar.

Tendencia demográfica

En un informe del ex secretario del DHS Jeh Johnson, se advierte que en los pasados 15 años la tendencia demográfica de la migración indocumentada ha cambiado significativamente, ya que cada vez menos mexicanos adultos solteros tratan de cruzar a Estados Unidos de forma irregular, al mismo tiempo que ha aumentado la cifra de familias completas y menores no acompañados.

Para Henia Prado, maestra en estudios políticos y sociales por la Universidad Nacional Autónoma de México, lo más preocupante de este flujo migratorio es que tras la crisis del año fiscal 2014, se ha convertido en un tema invisibilizado en la gran mayoría de los medios informativos.

Cada día son un promedio de 229 menores no acompañados los que llegan a la frontera. No rebasan los 18 años y muchos pueden tener hasta 10 u 11. Están migrando a una edad cada vez más temprana y lo hacen por diversos factores, entre ellos la precaria situación económica en sus países de origen y la violencia social e intrafamiliar, además de por reunificación familiar e intereses personales, señaló.

“Aunque las cifras actuales son más altas que las de 2014 –cuando Barack Obama emitió varios pronunciamientos–, ahora este flujo está invisibilizado. Además, tampoco se ha intentado conocer quiénes son estos menores, cuál es su perfil y sus necesidades, y cuando un problema no se estudia en toda su complejidad, no pu1ede atenderse”, concluyó la investigadora.

La Jornada

Deja tu comentario