|

Cobraron 78.8 millones por evitar el socavón y…

La lupa a las licitaciones del Paso Exprés Tlahuica, en el libramiento de la autopista México-Acapulco, demuestra que el socavón fatal no se produjo solamente por desaseos en la entrega de permisos, sino también por falta de atención al trabajo.

Sí, Aldesem y Epccor obtuvieron la obra por los 901 millones 602 mil pesos que le aceptó la SCT, supuestamente porque se ahorraría 400 millones, aunque acabó pagando mil 342 millones y recibiendo la obra cinco meses tarde.

Pero detrás de Aldesem y Epccor hay ocho empresas más a las que el Estado pagó 78.8 millones de pesos en conjunto para que verificaran la calidad, realizaran estudios y supervisaran diferentes etapas de la construcción.

El socavón fue provocado por un reblandecimiento del subsuelo, lo cual debería de haber sido detectado en algún momento del proceso constructivo por Construcciones, Mantenimiento y Proyectos Romaco, que cobró siete millones 424 mil pesos del 19 de enero al 31 de diciembre de 2015.

Esa empresa se encargó de los trabajos técnicos y topográficos desde el kilómetro 79+900 al kilómetro 94+160 en Cuernavaca. Romaco también recibió otro contrato por 588 mil pesos para obtener predios particulares y liberar el derecho de vía de la carretera.

Hay otras compañías involucradas:

—Grupo Selome ganó la licitación con el Centro de la SCT de Morelos (nueve millones 846 mil pesos) para trabajos de impacto y riesgo ambiental, según un convenio del 1 de octubre de 2016 al 30 de junio de 2017. El Paso Exprés fue inaugurado en abril.

—NVA Consultores entró poco antes de la apertura, para asesorar y dar seguimiento al refuerzo del puente Amatlán, a 200 metros de donde se registró el socavón. Por su contrato, podría haber detectado algún desperfecto en el sistema de drenajes. Cobró cuatro millones 362 mil pesos.

—Consultora Mexicana de Ingeniería obtuvo ocho millones 450 mil pesos por hacer estudios y proyectos de las estructuras del libramiento del 24 de mayo al 20 de septiembre de 2016.

—SACC Ingeniería cobró 38 millones 557 mil pesos para coordinar la ampliación, del 13 de abril al 12 de mayo del 2015.

—Gavil Ingeniería ganó un millón 631 mil pesos por trámites ante la autoridad municipal.

—Grupo Desarrollador Caseoli se llevó 778 mil pesos por asuntos legales para la liberación del derecho de vía.

Hoy se cumplen 12 días de la tragedia y sigue sin solución la tubería del drenaje que provocó el socavón. ¿Todo es corrupción? Mientras las pesquisas lo demuestren, habría que pensar también en si faltaron actitud y aptitud. Si cada empresa le echó ganas a la parte de trabajo que le correspondía.

Quizá debemos pensar en si, primero que todo, estamos siendo honrados con nosotros mismos.

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

Deja tu comentario