|

Cardenal emérito de Guadalajara llama a protestar contra estatua.Marcha de desagravio a la virgen de Guadalupe

 

Católicos reúnen 16 mil 500 firmas en contra

Guadalajara, Jal.

Convocados por el cardenal emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, miles de católicos se preparan para realizar el sábado una marcha de desagravio a la virgen de Guadalupe, luego de la inauguración de Sincretismo, una escultura de nueve metros hecha por Ismael Vargas, que forma parte de un polémico programa municipal de arte urbano que con 40 millones de pesos impulsa el alcalde Enrique Alfaro Ramírez, de Movimiento Ciudadano, para instalar esculturas monumentales en una decena de puntos de la ciudad.

Según el arzobispo, la obra colocada la semana pasada en avenida Federalismo, en el centro de la capital jalisciense, es un adefesio metálicoque ofende los sentimientos del pueblo al mezclar la imagen guadalupana con deidades del México prehispánico como la diosa Coatlicue, por lo que rápidamente se convocó desde las parroquias a la marcha para demandar al presidente municipal que ordene quitar la escultura.

Sandoval Íñiguez advirtió que los miles de católicos ofendidos son ciudadanos que van a votar el año próximo, lo que interferiría con los planes de Alfaro Ramírez (hasta hoy el mejor ubicado en las encuestas) para convertirse en gobernador.

Los católicos iniciaron en la plataforma en línea CitizenGo una petición que superaba hasta ayer 16 mil 500 firmas, para que el edil de Guadalajara quite la obra de Vargas, la cual tuvo un costo de 5.2 millones de pesos.

Sincretismo fue la excusa para que la Iglesia católica mostrara su poder de movilización desde el arzobispado de Guadalajara, el más grande del país y sede –por conducto del cardenal Francisco Robles Ortega– de la presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Anuncian oración para pedir perdón divino por la obra

En todas las parroquias de la ciudad se convoca a los fieles a participar en la manifestación el sábado a las 16 horas en el templo El Refugio, donde se realizará una oración grupal, para luego caminar tres cuadras al norte hacia la obra y clausurarla en forma simbólica.

Los Adoradores Nocturnos, un grupo católico que ora por las noches en desagravio por los muchos pecados en el mundo y que en Jalisco reúne a miles de personas en cientos de iglesias, se declararon en oración profunda para buscar el perdón divino por esta obra plástica.

En una circular a todos los directores espirituales, presidentes de sección y Adoradores del Santísimo Sacramento, el Consejo Superior Arquidiocesano de la Adoración Nocturna Mexicana en Guadalajara, que hace guardia y oración durante las horas de la noche a Jesucristo Nuestro Señor en la Eucaristía, en reparación de los ultrajes que le prodiga la humanidad, recalcaron que las autoridades cometieron un agravio  al fusionar la imagen de la virgen de Guadalupe con la de la diosa azteca Coatlicue, que nada tiene que ver con los tapatíos.

Exhibición de fuerza hacia 2018

Roberto Castelán Rueda, sociólogo de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y doctor en historia, ha analizado en varios libros el papel de la Iglesia católica en Jalisco. En entrevista con La Jornada, dijo que el activismo religioso no es nuevo, sino cíclico, y “como siempre, el clero convoca, como la CNOP (Confederación Nacional de Organizaciones Populares) o la CTM (Confederación de Trabajadores de México) a sus agremiados.

La escultura Sincretismo, del artista Ismael Vargas, generó polémica entre el clero y grupos católicos de Jalisco, que consideran ofensivo que se combinen elementos de las imágenes de la virgen de Guadalupe y de la diosa Coatlicue. La estatua se encuentra en la avenida Federalismo, en el centro de GuadalajaraFoto Arturo Campos Cedillo

No es casualidad ni algo que se les haya ocurrido. El cardenal emérito simplemente busca tener participación activa en la vida política de Jalisco porque así se lo han permitido siempre. La política aquí siempre ha sido vieja, retrógrada, y ha permitido que la Iglesia católica decida aspectos centrales de la vida jalisciense, dijo.

Castelán, quien fue rector del campus de la UdeG en Lagos de Moreno, en el corazón de la zona de los Altos, y conoce la influencia social del catolicismo en el estado, dijo que la Iglesia se maneja como cualquier grupo político y pugna por reafirmar su presencia para 2018.

La novedad es que ahora se está vendiendo al mejor postor entre los movimientos políticos. Tradicionalmente han estado con el PRI (Partido Revolucionario Institucional), salvo en el periodo (del ex gobernador panista) Emilio González Márquez, y ahora que surge un grupo político fuerte y nuevo, como el que preside Enrique Alfaro, se quieren vender caro.

Afirmó que si el interés fuera reparar el supuesto agravio, los jerarcas católicos podrían haber negociado discreta y directamente con el alcalde, pero prefieren hacerlo con una manifestación pública porque se trata de amagar políticamente y mostrar músculo al reunir congregaciones, escuelas privadas, adoradores nocturnos, velas perpetuas para mostrar a Alfaro que tiene presencia sobre un electorado muy amplio.

Apoyo a Sandoval

“Ni que se fuera a destruir Troya, ni que fuera tanto. Temaca es un pueblito pequeño”, dijo Juan Sandoval Íñiguez al respaldar esta semana la decisión del gobernador priísta, Aristóteles Sandoval Díaz, de continuar con la construcción de la presa El Zapotillo con una cortina de 105 metros de altura, lo que inundaría los pueblos alteños de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Pese a que recientemente la Comisión Estatal de Derechos Humanos informó que investiga una queja de los habitantes de Temacapulín por las presiones de las autoridades para que acepten vender sus fincas o ser reubicados, el cardenal dijo estar de acuerdo con Sandoval en aras del bien común.

Según Sandoval, quien nació en Yahualica, cerca de las comunidades amenazadas por El Zapotillo, la presa sería una obra bien hecha, pues su propósito es recoger agua. Actualmente la obra está suspendida y la cortina quedó en 80 metros debido a que pobladores inconformes han interpuesto amparos.

La postura del prelado, de 84 años de edad, provocó molestias entre defensores de esos tres pueblos alteños que están en peligro de desaparición y sus habitantes de ser desplazados.

También en los Altos de Jalisco, zona que en el siglo pasado fue el corazón de la guerra cristera, se presentó recientemente el Circo del Miedo, aun cuando el curato de Tepatitlán envió una carta al alcalde, Héctor Hugo Bravo Hernández, para que no diera permiso a ese espectáculo porque no edifica a nuestras familias.

La Jornada

Deja tu comentario