|

Alza en gasolinas y nueva relación con EU, los retos a afrontar este año, señala Peña Nieto

México dispone hoy de las mejores condiciones estructurales para ser poderoso destino de las inversiones, y tiene enorme potencial para alcanzar mejores niveles de desarrollo, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto. Son condiciones que todos estuvimos buscando durante años, ahora debemos aprovecharlas y, sobre todo, preservarlas, planteó.

En reunión con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) estableció las prioridades para el resto del sexenio: consolidar las reformas estructurales, mantener la estabilidad macroeconómica, fortalecer el estado de derecho y la transparencia y combatir la corrupción e impulsar el desarrollo equilibrado de las regiones menos favorecidas del país.

Pese a la compleja coyuntura actual, en estos cuatro años el país ha tenido un crecimiento promedio de 2.1 por ciento, incluso ligeramente superior al promedio de los pasados 12 años.

Admitió que si bien no estamos satisfechos, estoy cierto de que se han sentado bases muy importantes para que México pueda despegar y alcanzar mayores niveles de crecimiento económico. La coyuntura actual, insistió, debe ser factor de unidad y fortaleza.

Es real, el país enfrenta grandes retos y desafíos, pero también existe un escenario de oportunidades para encontrar nuevas ventanas hacia un horizonte de mayor desarrollo y prosperidad.

El CCE fue uno de los organismos firmantes del Acuerdo por el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. Juan Pablo Castañón, su presidente, fue relecto ayer para otro periodo de dos años.

Este año nos ha puesto a prueba en distintos frentes, dijo Peña Nieto, tanto por el aumento en el precio de la gasolina, como en la tarea de construir una relación positiva con el nuevo gobierno de Estados Unidos.

Respecto del primer factor, una vez más lo atribuyó al aumento en el precio internacional del combustible y al alza en el tipo de cambio. Insistió en lo difícil de la decisión tomada y en la repercusión sobre los programas sociales y las finanzas públicas, de no haber procedido así.

Foto

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, rindió protesta para presidir el organismo dos años más. El titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, fue testigo del actoFoto Francisco Olvera

Pero además consideró que tener un precio real de la gasolina promoverá un consumo más racional y a la vez fomentará la inversión en el sector. Asimismo, que este ajuste elimina un subsidio que beneficiaba más a los que más tienen.

Sobre Estados Unidos indicó que a nadie escapa la importancia de este momento para los mexicanos en ambos lados de la frontera. Se negociará con ese país, con la fortaleza que nos dan el respaldo y la unidad de la sociedad mexicana en la defensa de nuestros principios y dignidad como nación.

Ofreció entonces renegociar el TLCAN promoviendo con seguridad y firmeza los intereses del sector productivo mexicano.

Antes de enumerar una serie de indicadores económicos como énfasis de su mensaje, afirmó: la transformación educativa ya empezó a brindarnos mejores maestros, mejores escuelas, mejores contenidos para formar la fuerza productiva que demandarán sus empresas en los siguientes años.

Los avances en la economía, proporcionan un ambiente más propicio para el crecimiento de la economía y el desarrollo del país, como consecuencia de haber emprendido, hace cuatro años, una ruta de amplia transformación. Decidimos, entre todos, derribar las barreras que limitan nuestro desarrollo, indicó.

Ponderó entonces, para este periodo de su mandato, la creación de 2.4 millones de empleos; los más bajos niveles históricos de inflación; una inversión extranjera directa acumulada de casi 135 mil millones de pesos y la nacional de 121 mil millones de pesos, entre otros avances.

Han sido cuatro años positivos que deben motivarnos, sobre todo porque se dan en un ambiente internacional que ha sido desfavorable, señaló.

La Jornada

Deja tu comentario