|

Alto riesgo de tortura en estaciones provisionales migratorias de cinco estados. En la peninsula ,Quintana Roo

En las estaciones migratorias y estancias provisionales de Guerrero, Michoacán, Quintana Roo, Sonora y Veracruz hay alto riesgo de que se presenten situaciones de tortura u otros malos tratos.

Así lo confirmó el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), dependiente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), al afirmar que hay 50 por cierto de ese riesgo en esos centros de detención del Instituto Nacional de Migración (INM).

“Tales situaciones resultan violatorias de los derechos fundamentales al trato humano y digno, a la legalidad y seguridad jurídica, a la protección de la salud y la integridad personal”, asentó en un informe de seguimiento a la situación que enfrentan los migrantes retenidos en esos espacios.

De las 56 situaciones de riesgo de tortura o maltrato observadas originalmente, en un informe previo, persisten 28, que representan el 50 por ciento del total, ya que 18 fueron totalmente atendidas y 10 cuentan con avances encaminados a su atención, como se comprobó en las visitas específicas realizadas durante el mes de abril del presente año a las Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales ubicadas en Acapulco, Morelia, Chetumal, Hermosillo, Veracruz, Monterrey, Agua Prieta, Nogales, Cancún y Tuxpan.

“Entre las situaciones que aún persisten sobresalen: falta de servicio médico, carencia de camas para dormir, instalaciones eléctricas inadecuadas, insuficiente iluminación y ventilación, falta de privacidad en la comunicación telefónica y restricción de visitas con personas del exterior, así como carencia de instalaciones para facilitar el acceso de las personas con discapacidad física”.

El informe agrega que también hay insuficiencia de suministro de medicamentos y material de curación; deficiencias en la certificación médica; carencia de alojamiento adecuado para niñas, niños y adolescentes en contexto de migración no acompañados, por el tiempo previo a su canalización al DIF; falta de servicios de traductores o intérpretes; insuficiencia de personal encargado de seguridad y vigilancia, y ausencia de capacitación y supervisión de los servidores públicos responsables de los establecimientos.

Durante la supervisión, indicó el MNPT, se verificaron las condiciones de estancia, lo que permitió evaluar el respeto a los derechos fundamentales de las personas en contexto de migración, en tanto se resuelve su situación. Además, se realizaron entrevistas con los servidores públicos responsables y el personal médico adscrito y las personas detenidas en contexto de migración.

También se llevó a cabo la revisión de expedientes y registros, y se realizaron recorridos por las instalaciones.

Tras el primer informe, la autoridad migratoria manifestó que se gestiona el cambio de inmueble de la estación migratoria en Morelia y que a partir de abril de este año se suspendió el funcionamiento de la estancia provisional en Monterrey, para que las instalaciones que alojan a personas de origen extranjero en contexto de migración cumplan con los requisitos establecidos en la normatividad.

El informe puede ser consultado en la página www.cndh.org.mx

 La Jornada

Deja tu comentario