|

Acusan medios de EU prácticas dominantes de Google y Facebook

La agrupación News Media Alliance, conformada por varios medios de comunicación en Estados Unidos, entre ellos los periódicos The New York Times y The Wall Street Journal, acusó a Google y Facebook de llevar a cabo prácticas dominantes en la difusión de contenidos en línea, lo que obliga a los medios a plegarse a sus reglas en cuanto a jerarquización y divulgación de la información que generan.

En un comunicado, la asociación argumenta que las políticas monopólicas de las dichas firmas han dado lugar a la comercialización indiscriminada de contenidos, lo que ha abierto la puerta a la propagación de noticias falsas, que a menudo no pueden diferenciarse de las verdaderas.

Solicitó al Congreso establecer nuevas reglas que permitan a los editores llegar a un acuerdo justo con ambas plataformas sobre nuevos modelos de negocios, que puedan garantizar la viabilidad económica a largo plazo del periodismo que se produce en las redacciones de Estados Unidos.

En un artículo para The Wall Street Journal, el presidente de Alliance, David Chavern, consideró que Google y Facebook “distorsionan el valor económico que se obtiene haciendo buen periodismo”.

Señaló que acaparan 70% de los 73 mil millones de dólares que los medios gastan anualmente en publicidad en la web. Sin embargo, reprocha que los gigantes digitales “no emplean reporteros, no hurgan en los archivos públicos para descubrir corrupción, ni envían corresponsales a zonas de guerra. Ellos esperan que la económicamente exprimida industria de noticias haga por ellos ese costoso trabajo”, enfatizó.

Tras el reclamo de los medios estadounidenses, Facebook y Google se pronunciaron al respecto.

“Estamos comprometidos en ayudar al periodismo de calidad a desarrollarse en Facebook. Hemos avanzado en nuestro trabajo con los medios y hay mucho por hacer”, expresó el director de alianzas informativas de Facebook, Campbell Brown.

En tanto, por medio de un boletín de prensa, Google manifestó su voluntad de ayudar a los editores de medios en su proceso de transición hacia lo digital.

Este diferendo se da en un momento en que la industria editorial a nivel mundial enfrenta un descenso en la demanda de noticias impresas y de ingresos publicitarios, situación que ha orillado a varios medios a migrar a formatos digitales, que son más consumidos por los lectores.

(Con información de AFP)

Deja tu comentario