|

Planton en SRA :Conflictos ejidales en Kinchil y Hunucma

En  las oficinas de la delegación de la Reforma Agraria,  (calle 35 x 8 en la colonia San-Nicolás-Chichí Suárez), campesinos de Kinchil, Hunucmá y los ejidos de Texáan de Palomeque, Hunkanab y Ulilá, adscritos a  la Central Campesina Cardenista, se plantaron  este  miercoles  dando inicio a las Jornadas de lucha, que se realizan a nivel nacional, “Por la Defensa de la Tierra”.

Frente a unos 70 de mandantes de justicia agraria y docenas de solicitantes, en espera de apoyo en los programas que la Reforma Agraria dispone, los representantes de la Central y de los ejidos expusimos nuestra exigencia en “regularizar” la situación de posesión y certificación de tierras en los respectivos ejidos, que la propia procuraduría agraria ha complicado, al favorecer la certificación, de acuerdo con los comisarios corruptos,  a nombre de ejidatarios que trafican con su venta, aunque no sean los posesionarios.

José Enrique Tec Poot dijo que hay más de 5 mil hectáreas ejidales donde unos 30 ranchos de pequeños ganaderos de Kinchil, están establecidos desde hace más de 20 años, y están “bailando” porque a partir de un deslinde ejidal hecho en 1992 y decretado en 2005 por Fox, la Reforma Agraria, las puso a nombre de Tetiz, que hoy pretende venderlas a corredores turísticos en el proyecto a Celestún.

Felipe Uc Cool, ejidatario de Hunkanab dijo que el mismo llamado deslinde definitivo, del Ejido dotador, que es Hunucmá, sólo les dotó de 1,110, hectáreas, de las cuales le certificaron a nombre de Avelardo Chacón Ventura 109 hectáreas, sin ser ejidatario, por lo que tienen serios problemas con esta persona que se siente propietario y les impide trabajar en esas tierras.

José Luis Tzuc Tuyub y Luis Ek Chuc, de Texáan de Palomeque denunció que el Ejido de Texáan tiene la dotación oficial de 4, 214 hectáreas, pero Hunucmá como ejido dotador dispuso de más de 2,000 hectáreas para venderle al gobierno en tiempos de Patricio Patrón Labiada, por medio de Antonino Almazán, para un aeropuerto, lo que hasta ahora les sigue afectando a su núcleo.

Esteban Canul Dzul, en representación de los ejidatarios de Ulilá, que desde hace más de 3 meses tomaron las tierras de la exhacienda y el pasado 26 de febrero, clausuraron el Comisariado de Hunucmá, por considerar a los representantes cómplices de las graves irregularidades en los procedimientos de dotación de tierras, y de todas las asamblea de aprobación del Procede, firmas de ejidatarios muertos y que no saben escribir, así como de la venta de estos y otros terrenos ejidales de Hunucmá, Texáan y Huncanab, de cuya operación directa responsabilizó al ex visitador de las P.A. Miguel Pérez Jimenez dijo que sí es posible revertir todas estas injusticias si la secretaría tiene voluntad, como cabeza de sector en Yucatán.

A las 11 30 de la mañana, una comisión de representantes encabezada por Alba Cristina Cob Cortés, fue recibida por el subdelegado Jurídico, Lic. José Osvaldo Uh Bee, acordando después de más de 2 horas de discusión solicitar al Delegado Estatal Felipe Pacheco López, establecer una mesa de diálogo para resolver estos y otros conflictos ejidales en el estado. Jesús Solís Alpuche.

Deja tu comentario